WASHINGTON,-  “El tipo de cambio -del peso respecto al dólar- ha estado subiendo y bajando basado más en consideraciones políticas (estadounidenses) que en considerar los elementos fundamentales de la economía mexicana”, afirmó aquí el presidente del BM, Yim Yong Kim, en el inicio de los trabajos de su reunión anual de otoño.

Y agrega que la oscilación será pasajera.  “Creo que probablemente después de la elección en Estados Unidos (del 8 de noviembre) seguirá habiendo cierta volatilidad potencial”, dijo el directivo en conferencia de prensa.

Kim comentó que más allá de las fluctuaciones en el tipo de cambio, la economía mexicana se mantiene bien posicionada pese a la desaceleración reciente, e insistió que las reformas estructurales impulsarán un mayor crecimiento en el corto plazo.

“He sido un gran admirador de las reformas que el presidente (Enrique) Peña Nieto ha instaurado, son sumamente valiosas y aunque México no ha disfrutado hasta ahora todos los beneficios de las reformas, hay muchas experiencias sorprendentes y muy positivas”, anotó.

Cuestionado al respecto, Kim aludió a la reciente reforma del sector energético que permitió al gobierno lanzar una subasta para energía solar que colocó los precios de energía en niveles de 4.5 centavos de dólar por kilowatt-hora.

Consideró que para cualquier país en el mundo, ese precio constituye un atractivo porque representa casi la mitad del precio de la electricidad en Estados Unidos, y enfatizó que ahora lo que se requiere es paciencia para la llegada de los beneficios de las reformas.

r3