ESTADOS UNIDOS.- Un día después de que el líder republicano en el Congreso dijo que no va a defender al candidato presidencial de su partido ni a hacer campaña Donald Trump, el candidato presidencial, subió el tono de sus ataques contra Paul Ryan, presidente de la Cámara de Representantes.

Luego de que el pasado viernes, se conocieron comentarios sexuales agresivos suyos, Trump ha perdido el apoyo de algunos legisladores, situación que ha creado tensión en el seno del Partido Republicano, a menos de un mes de la elección presidencial de Estados Unidos.

En publicaciones en redes sociales, Trump criticó a Ryan y a otros republicanos por no apoyarlo en medio de una controversia y de que la mayoría de los sondeos nacionales de opinión muestran que aumenta la ventaja de la candidata demócrata, Hillary Clinton.

La campaña del magnate,  marcada por meses de controversias tanto sobre sus políticas como por su estilo desfachatado, entró en una profunda crisis después de la difusión de un video de 2005 que le muestra, hablando crudamente sobre manosear a mujeres y hacer avances sexuales no deseados.

Ryan dijo el lunes a legisladores republicanos que pondría toda su energía en preservar las mayorías republicanas en el Congreso para no darle a Clinton un “cheque en blanco”. No retiró su apoyo a Trump, pero su decisión enojó al candidato presidencial y a sus seguidores, que la calificaron de “desleal”.

jcrh