La muerte se hizo presente en 2016, en diferentes sectores. Lo mismo genios musicales que grandes estadistas, tuvieron que rendir cuentas. Algunas fueron totalmente sorpresivas en tanto que otras de una u otra forma, ya eran esperadas, como fue el caso de Fidel Castro.

DAVID BOWIE, 69 años. Músico, 12 de enero

David Bowie, la legendaria estrella del rock, icono estético y artístico de la segunda mitad del siglo XX, falleció a los 69 años, víctima del cáncer. El comandante Tom —como el de su inmortal canción— tomó sus píldoras de proteínas, se puso el casco y ascendió. Nadie supo ver las señales. Un astronauta muerto protagoniza también el arranque del vídeo Blackstar, la canción que da título a su último disco, cuya publicación coincidió con su cumpleaños. No hay fotos del artista en la portada del disco que no fue póstumo por dos días. Solo una estrella negra, que se revela como el adiós del hombre que cantó a las arañas de Marte. “Su muerte no ha sido diferente a su vida: una obra de arte”, escribió en Facebook Tony Visconti, amigo y productor de Bowie. “Hizo Blackstar para nosotros, como su regalo de despedida”.

ALAN RICKMAN, 69 años, actor 15 de enero

Pocas veces un intérprete famoso por encarnar a villanos ha sido tan querido por su público. Rickman pasará a la historia por un trío de malos cinematográficos memorables: Hans Grube, el enemigo de Bruce Willis en Jungla de Cristal, el profesor Snape, el malvado de la saga Harry Potter, y el despótico sheriff de Nottingham que persigue a Kevin Costner en Robin Hood: príncipe de los ladrones. Su voz grave, su dicción perfecta, su mirada enigmática y su presencia imponente le convirtieron en el villano perfecto.

UMBERTO ECO, 84 años. Escritor, filósofo y semiólogo 19 de febrero

A la mañana siguiente de conocerse la noticia, los alumnos de Eco se acercaron a la plaza Castello para, silenciosamente, dejar rosas blancas bajo la casa de un maestro que, como escribe Juan Cruz, “era un sabio que conocía todas las cosas simulando que las ignoraba para seguir aprendiendo”. Esa es la clave. Umberto Eco nunca atropelló a nadie con su infinita sabiduría. De todos los artículos laudatorios que publicó la prensa italiana, el que menos chirriaba con el carácter de Il Professore fue el del periodista Gianni Rotta en La Stampa de Turín: “Filósofo, padre de la semiótica, escritor, profesor universitario, periodista, experto en libros antiguos: en cada una de sus almas Umberto Eco era una estrella internacional, pero con sus estudiantes, lectores, colegas, jamás exhibió la pose esnob que tal vez otros escritores sí habrían adoptado de haber publicado best sellers como El nombre de la rosa o El péndulo de Foucault. Umberto Eco reía, se informaba de las novedades y —encendiendo un cigarro— contaba la última broma antes de presentar una nueva teoría lingüística”. Ese, y muchos otros, era el intelectual que despidió Italia este año.

HARPER LEE, 89 años. Escritora 19 de febrero

Harper Lee desapareció como vivió: lejos del mundanal ruido y sigilosamente, como si no quisiera llamar la atención más de la cuenta. Cuando saltó la noticia se desconocía dónde, cuándo y cómo había muerto la autora de Matar a un ruiseñor, la novela sobre el Sur segregado de los años treinta que ha vendido más de treinta millones de ejemplares desde su publicación en 1960 y que, en Estados Unidos, es un monumento literario. Unas horas después un sobrino suyo informó de que había ocurrido mientras dormía, en la residencia donde vivía en Monroeville (Alabama), su pueblo natal de 6.500 habitantes. Nelle Harper Lee tenía 89 años. No estaba casada ni tenía hijos. Era una autora de una sola obra hasta la publicación, en 2015, de Ve y pon un centinela, escrita antes de Matar a un ruiseñor pero oculta hasta esa fecha.

NANCY REAGAN, 94 años. Actriz y exprimera dama de EE.UU 6 de marzo

Amantísima esposa, sincronizada en valores y sentimientos con el hombre de su vida, el expresidente de Estados Unidos Ronald Reagan, Nancy Davis Reagan falleció víctima de una insuficiencia cardíaca, después de haber sido una de las mujeres más influyentes del siglo XX. Su difunto marido fue un gobernante singular y ella, una primera dama también única, atrabiliaria a veces, pero siempre presente en los despachos de la Casa Blanca, en la diplomacia, y en el devenir nacional. El matrimonio simbolizó una época y una forma de ser. Actriz de reparto de películas Serie B cuando Ronald construía en Hollywood su perfil de cowboy cinematográfico y político, eran almas gemelas condenadas a quererse. “Mi vida comenzó con Ronnie”, confesó. Su hijastro Michael la despidió con el único epitafio posible: “Vuelve a lado del hombre que amó”.

GEORGE MARTIN, 90 años. Productor musical 9 de marzo

De todos los candidatos posibles a ser el famoso Quinto beatle,   George Martin, era el que más puntos tenía. No se puede explicar la mejor parte de la impactante frescura y fascinante inocencia del sonido original de los Beatles sin la contribución del productor. “Trabajar con él era genial”, reconocía Paul McCartney, en una entrevista  con EL PAÍS. “Era el adulto de la habitación. Nosotros éramos los niños malos”. Martin encontró en ese conjunto de jóvenes de una encantadora irreverencia una virtud inmaterial, un elemento que flotaba con ellos: el júbilo.

JOHAN CRUYFF, 68 años. Futbolista 24 de marzo Johan Cruyff murió deprisa, que no corriendo, y sin avisar pero tampoco de improviso, de la misma manera que vivía el fútbol y entendía la vida, con una sonrisa, un Chupa-Chups en la boca y un cáncer en el pulmón, siempre arrebatador y a veces tan obvio que daban ganas de llevarle la contraria, simplemente para discutir, como cuando contaba que el blanco es un color que solo funciona por oposición, y no se refería necesariamente al Madrid. Único como jugador y revolucionario desde el banquillo, el holandés cambió la mirada sobre el fútbol y la historia del Ajax y del Barcelona.

ZAHA HADID, 65 años. Arquitecta 31 de marzo

Zaha Hadid hizo historia antes de comenzar a construir. Era internacionalmente famosa por sus dibujos neoconstructivistas cuando Rolf Fehlbaum, el dueño de la empresa alemana de mobiliario Vitra, le dio la oportunidad de levantar su primer edificio: la estación de bomberos de su fábrica. Corría el año 1994. Una década después, obtenía el premio Pritzker (2004) y con él comenzaba una de las carreras más fructíferas de la profesión. Las más notable en manos de una mujer.

IMRE KERTÉSZ, 86 años. Nobel de Literatura 31 de marzo

El premio Nobel de Literatura húngaro, Imre Kertész, superviviente de Auschwitz, falleció a los 86 años en su ciudad natal, Budapest. Su obra, sobre todo su novela Sin destino, que tardó 13 años en escribir y publicó en 1975, ofrece tanto desde el punto de vista literario como testimonial una ventana única para observar el acontecimiento que define el siglo XX: el Holocausto. Kertész era un muchacho de 15 años cuando fue deportado en 1944 por la policía húngara al campo de exterminio alemán de Auschwitz, en Polonia. Cuando regresó a Hungría, no sólo halló el apartamento de sus padres ocupado por extraños, sino que se dio cuenta de que se encontraba totalmente solo; toda su familia había sido engullida por la máquina de asesinar nazi.

PATRICIO AYLWIN, 97 años. Líder de la transición chilena 19 de abril

Símbolo del siglo XX chileno y uno de los personajes más relevantes del pasado reciente del país sudamericano, junto al socialista Salvador Allende y al dictador Augusto Pinochet. Primer presidente democrático tras los 17 años de régimen autoritario y líder de la transición, el abogado democristiano fue un político paradójico y difícil de encasillar. Un mes después del inicio de su gobierno creó la Comisión Rettig para investigar las violaciones a los derechos humanos. También pidió perdón en nombre del Estado, con la voz quebrada, en un discurso por televisión que es parte de la memoria colectiva de Chile.

PRINCE, 57 años. Músico 21 de abril

Prince,  el genio de Minneapolis, murió en su casa-estudio de Paisley Park, Chanhassen, Minnesota. Tenía 57 años y preparaba sus memorias. El cantante, compositor, arreglista e instrumentalista, considerado como uno de los músicos más innovadores de su era, contaba con éxitos mundiales como Little Red Corvette, Let’s Go Crazy y Purple Rain. Nacido Prince Rogers Nelson, bajito en su metro y cincuenta y siete centímetros de estatura, el artista era conocido por ser una persona muy reservada. En un comunicado, el presidente Barack Obama declaró que “pocos artistas han influido en el sonido y la trayectoria de la música popular más inequívocamente o han conmovido a tantas personas con su talento”. Prince “lo hizo todo” y fue “uno de los músicos más talentosos y prolíficos de nuestro tiempo”.

MIGUEL DE LA QUADRA-SALCEDO, 84 años

Explorador y periodista 20 de mayo Miguel de la Quadra-Salcedo fue deportista de élite, aventurero, reportero de televisión por todo el mundo y, aunque él no lo quisiera reconocer, fue sobre todo un maestro que transmitió su conocimiento enciclopédico a casi 9.000 chicos que vivieron la Ruta Quetzal BBVA. Él la definía como un viaje iniciático en el que los jóvenes de España e Iberoamérica se conocían, convivían y aprendían unos de otros. Una experiencia que ha marcado un antes y un después para muchos ‘ruteros’, siguiendo lo que decía De la Quadra-Salcedo: “No se puede entender España sin haber viajado a América”. El destino quiso que Miguel falleciera el mismo día que Cristóbal Colón, 510 años después. Siguió sus pasos en vida y terminó su trayecto el mismo día que el descubridor.

MUHAMMAD ALI, 74 años. Boxeador y activista 3 de julio

Muhammad Ali, uno de los mayores deportistas del siglo XX, un hombre que se inventó varias veces a sí mismo y reflejó los traumas y conflictos de los Estados Unidos de su época, murió tras batallar durante 32 años contra la enfermedad de Parkinson. Con Ali se fue más que un miembro del panteón de los deportes norteamericano, tres veces campeón mundial de los pesos pesados y oro olímpico a los 18 años: desaparece un icono de este país, una de estas figuras que sirve para explicar qué significa ser estadounidense, un hombre controvertido cuya trayectoria, desde los desgarros sociales de los años sesenta a la llegada de un afroamericano a la Casa Blanca en 2009, define la historia reciente de EEUU.

BUD SPENCER, 86 años. Actor y deportista 27 de junio

Medía casi dos metros, pesaba más de 140 kilos y a la mínima sonreía –lo cual escondía aún más sus ojos achinados– y soltaba un rotundo: “Nunca fui actor”. Y efectivamente, cualquier crítico exquisito asegurará que Carlo Pedersoli nunca tuvo talento para pasear por los caminos interpretativos. Pero daba igual: adonde no llegaba su talento alcanzaba su presencia; y él nunca paseó por el cine, sino que conquistó la pantalla a puñetazos. Pedersoli, para los adolescentes de los setenta y ochenta, era un mito, aunque no por ese nombre sino por su seudónimo interpretativo: Bud Spencer. Pedersoli murió en Roma –uno de sus hijos aseguró que su última palabra fue “gracias”–, en cambio Spencer será inmortal.

EMMA COHEN, 69 años. Actriz y escritora 11 de julio

Emma Cohen fue exquisita hasta el final. Murió en su casa, víctima de un cáncer que había ocultado a casi todos sus seres queridos. A su lado se encontraba Helena de Llanos, cineasta y nieta de Fernando Fernán-Gómez, su pareja durante 37 años. Cohen nació en Barcelona en 1946, en una familia bien con la que rompió muy joven. En París vivió el Mayo del 68, en Barcelona el ambiente de la gauche divine y en Madrid el mundo de las noches y tertulias del Café Gijón, el Oliver o Bocaccio, donde su belleza y su gracia surrealista arrasaban. Siempre fue rebelde, ácrata, inteligente, chispeante y muy inquieta, incapaz de ser sólo actriz.

JUAN GABRIEL, 66 años. Cantante 28 de agosto

Juan Gabriel era una de las pocas figuras de la farándula mexicana a la que se le perdonaba todo. Era un ídolo reconocido y admirado por los muy diversos sectores de México sin importar las distinciones socioeconómicas y la región del país donde se le escuchara. En agosto de 2014, Juan Gabriel se entrevistó a sí mismo para anunciar su retorno a los escenarios. Cuatro meses antes había suspendido su gira por problemas de salud. Nadie más que él podía publicitar su retorno de esa forma. Alberto Aguilera Valadez habló con humor con su álter ego Juan Gabriel. “Extraño los shows, a mis mariachis, los aplausos, mi gente”, se dijo Aguilera a sí mismo.

GENE WILDER, 83 años. Actor y guionista 29 de agosto

El cómico Gene Wilder, una de las figuras más populares en su género, falleció a los 83 años en su casa en Stamford (Connecticut) por complicaciones derivadas del alzhéimer que sufría desde hacía tres años. Wilder forma parte del imaginario colectivo gracias a su participación en títulos como Sillas de montar calientes, Un mundo de fantasía (Willy Wonka y la fábrica de chocolate), La mujer de rojo o No me chilles que no te veo. Wilder, cuyo auténtico nombre era Jerome Silberman, fue dos veces candidato al Oscar: como actor de reparto por Los productores en 1969 y como coguionista de El jóven Frankenstein en 1975.

SIMÓN PERES, 93 años. Expresidente israelí y Nobel de la Paz 28 de septiembre

Nadie es profeta en su tierra, y mucho menos en tierra de profetas. En casa Simón Peres fue el líder de centroizquierda moderado que perdía las elecciones frente a tipos duros de la derecha nacionalista, como Menajem Begin (en 1977) o Benjamín Netanyahu (en 1996). En el resto del mundo fue el negociador de labia florida que logró que Charles de Gaulle le vendiera a Israel (en 1959) su primer reactor nuclear; el fino diplomático que contribuyó a fraguar los Acuerdos de Oslo con los palestinos y que compartió el Nobel de la Paz con Isaac Rabin y Yasir Arafat (en 1994). Durante casi siete décadas recorriendo toda la escala del poder en el Estado judío, Simón Peres tuvo tiempo de sobra para constatar que siempre es posible aprender de los errores. Fue la cara amable de Israel.

DARIO FO, 90 años. Dramaturgo y Premio Nobel de Literatura 13 de octubre

Dario Fo, premio Nobel de Literatura en 1997, murió cumplidos los 90 años pero sin perder la pasión por el teatro, la pintura, la escritura y el activismo que lo llevó a convertirse en referente moral de una izquierda italiana que, según lamentaba, murió el día “en que se casó estúpidamente con el poder”. Un poder, el de la casta política o eclesial, que el dramaturgo siguió atacando con la misma fuerza con la que, a pesar de los achaques propios de la vejez, acudía cada día a su taller de Milán para transmitir su sabiduría a un grupo de jóvenes artistas: “Solo me interesa trabajar con los jóvenes. Dar ejemplo. Eso es lo más importante”.

LEONARD COHEN, 82 años. Músico y poeta 10 de noviembre

Leonard Cohen figura capital de la música contemporánea, demostró durante toda su carrera que no había mentira en su obra. Cohen cantaba verdad. Como un caballero, con su sombrero y su flaqueza estilística, Cohen aportaba sex-appeal al noble arte de componer canciones y cantarlas. Su interpretación vocal, muchas veces criticada y entendida como una especie de ser un anticantante, guardaba una sensibilidad maravillosa. Con esos tonos sosegados y esas evocaciones poéticas, el músico se mostraba extraordinariamente íntimo y humano, capaz de cincelar con sus canciones los sinuosos trazos del alma.

FIDEL CASTRO, 90 años. Expresidente cubano 26 de noviembre

Líder autoritario sin más para media humanidad, leyenda revolucionaria y azote del imperialismo yanqui para los más desposeídos y la izquierda militante, Fidel Castro era el último superviviente de la Guerra Fría y seguramente el actor político del siglo XX que más titulares acaparó a lo largo de sus 47 años de mando absoluto en Cuba. Durante medio siglo fue protagonista de todos los grandes acontecimientos del país y de no pocos hechos con repercusión internacional.

GEORGE MICHAEL, 53 años, músico 26 de diciembre

El británico saltó a la fama por su participación en el grupo Wham! entre 1982 y 1986, aunque luego tuvo una destacada carrera solista. Michael, cuyo nombre real era Georgios Kyriacos Panayiotou, vendió más de 100 millones de discos en una trayectoria de casi cuatro décadas. En los últimos meses estaba trabajando en un nuevo álbum. El cantante se hizo también famoso por defender sin tapujos su modo de ser: defendía el sexo anónimo en lugares públicos, su gusto por el cannabis y sus experiencias con drogas como el crack. “Ni siquiera veo esas cosas ya como una debilidad. Simplemente soy así”, afirmó.

con información de agencias