CIUDAD DE MÉXICO.- El Museo Nacional de Arte (Munal) de la Ciudad de México, es la sede de “Otto Dix. Violencia y Pasión”, la primera gran retrospectiva de este destacado artista del siglo XX, creada ex profeso para México, en el marco del Año Dual Alemania-México 2016-2017.

En ella, los visitantes tienen la oportunidad de apreciar un amplio panorama representativo de la evolución creativa del artista alemán y de los temas característicos de su obra, marcada por la vivencia de las dos grandes guerras mundiales y la deshumanización que la violencia imprime a la vida comunitaria.

En la obra de Dix se encuentra liberación y catarsis, testimonio y crítica satírica “en su empeño por convertir en arte las expresiones de la guerra, el artista logro como pocos, transmitirnos el dolor, el miedo, el cansancio físico y moral”.

Bajo la premisa “Otto Dix, te muestra lo que no quieres ver”, la exposición curada por Ulrike Lorenz, directora de la Galería de Arte de Mannheim (Kunsthalle Mannheim), presenta más de 160 obras entre las que destacan pinturas, grabados, acuarelas y dibujos.

Organizada por el Museo Nacional de Arte (Munal), el Museo de Arte Contemporáneo de Monterrey (Marco) y el Goethe-Institut Mexiko, en ella, el artista plasmó, como ningún otro pintor de la época, “el siglo de los extremos en Europa”, marcado por las dos Guerras Mundiales, la cultura de la República de Weimar y la división política alemana después de 1945.

Obsesionado por retratar su realidad, Dix abarcó una gran diversidad de estilos y logró plasmar una postura crítica frente a su época, expresándolo a través de dos emociones: violencia y pasión. Su experimentación con la vanguardia artística y sus vivencias durante la guerra, le permitieron encontrar su propio lenguaje plástico para situarlo como uno de los representantes más importantes del expresionismo y de la nueva objetividad alemana.

La exposición está dividida en siete núcleos temáticos que ofrecen una mirada amplia a la producción de Otto Dix.

jcrh