ESTOCOLMO, SUECIA.- Juan Manuel Santos, presidente de Colombia, fue designado como ganador del Premio Nobel de la Paz 2016,  por el acuerdo que negoció con la guerrilla de las FARC para poner fin a un conflicto de 52 años.

Irónicamente, en el plebiscito de la semana pasada, para ratificar el acuerdo, la mayoría de los colombianos rechazaron este acontecimiento. No obstante, Santos ha prometido que revivirá el plan de paz.

“El premio también debería ser visto como un tributo a los colombianos”, declaró la presidenta del comité del Nobel, Kaci Kullmann Five, al anunciar el premio.

Los votantes no rechazaron la paz, sino el acuerdo, agregó Five.

El premio excluyó deliberadamente al líder de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Rodrigo Londoño -más conocido por su nombre de guerra “Timochenko”-, quien firmó el acuerdo con Santos.

Algunos observadores del Nobel habían removido a Colombia de sus listas de favoritos tras el resultado del plebiscito.

El hecho de que una mayoría de los votantes dijo ‘No’ al acuerdo de paz no significa necesariamente que el proceso está muerto”, dijo el comité.

“Esto hace que sea aún más importante que las partes, encabezadas por el presidente Santos y el líder de la guerrilla de las FARC, Rodrigo Londoño, sigan respetando el alto al fuego”, agregó.

Más de 220.000 personas han muerto en los enfrentamientos o en masacres durante el conflicto entre la guerrilla, los paramilitares y las tropas del Gobierno.

Santos es el primer latinoamericano que recibe el premio Nobel de la Paz desde 1992, cuando le fue otorgado a la guatemalteca Rigoberta Menchú, activista por los derechos indígenas. También es el segundo colombiano en ganar un Nobel luego de que el escritor Gabriel García Márquez recibiera el premio de Literatura en 1982.

El Premio Nobel de la Paz, cuyo valor asciende a ocho millones de coronas suecas (930.000 dólares), será entregado en Oslo el 10 de diciembre.

jcrh