MÉXICO.- México se prepara para recibir este próximo mes de noviembre a las mariposas Monarca, las cuales llegarán a las 56 mil 259 hectáreas de la Reserva de la Biosfera, ubicada entre los estados de México y Michoacán, de acuerdo con informes de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente.

En información compartida luego de entregar recursos y uniformes a los integrantes de los 85 comités de vigilancia que resguardan la Biosfera de la Mariposa Monarca, en San José del Rincón, la dependencia detalló que se aplicará una cadena de vigilancia.

A través de esa cadena, que contará con el soporte de fuerzas de seguridad de los tres niveles de gobierno entre las que destacan la Gendarmería y las secretarías de Marina (Semar) y de la Defensa Nacional (Sedena), se blindará la zona núcleo de la reserva.

De esta manera se evitará la comisión de actos ilícitos en alguno de los 10 municipios limítrofes de los estados de México y Michoacán que resguardan la Biosfera de la Mariposa Monarca, a la que se espera llegue un mayor número de insectos.

El titular de la Profepa, Guillermo Haro Bélchez, recordó que la preservación de ese fenómeno es un compromiso señalado por el presidente Enrique Peña Nieto en la Cumbre de Líderes de América del Norte, celebrada el 19 de febrero de 2014 con el mandatario de Estados Unidos y el primer ministro de Canadá.

Como estrategia para combatir la tala clandestina e invocar a los poseedores de bosques y a la sociedad civil, la Profepa ha creado los Comités de Vigilancia Ambiental Participativa (CVAP), integrados por personas que vigilan estas zonas voluntariamente. A ello se suma el Programa de Empleo Temporal (PET) de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales, que busca reforzar estas labores de vigilancia durante la temporada en la que permanecen las mariposas Monarca, de noviembre a marzo.

Es por ello que antes de la temporada de arribo del lepidóptero, se entregaron siete millones de pesos del programa a los mil 650 vigilantes comunitarios que laboran en los 85 Comités de Vigilancia Ambiental de San José del Rincón.

Cifras de la dependencia, indican que se ha logrado disminuir la tala clandestina en la zona en casi 11.92 hectáreas, es decir 40 por ciento menos con respecto a la evaluación del periodo 2014-2015, que fue de 19.9 hectáreas.

jcrh