NUEVA YORK, ESTADOS UNIDOS.- Ban Ki-moon, secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), considera que el fracaso de liderazgo de Bashar al Assad, presidente de Siria, ha provocado en aquella nación, la muerte de 300.000 personas.

Durante una entrevista con Deutsche Welle, Ban eludió la pregunta de los periodistas sobre si consideraba que Al Asad es un asesino y contestó que le correspondía a otras instituciones responder esto.

Pero es verdad que, por su fracaso de liderazgo, muchas personas han muerto, más de 300.000 personas han muerto”, declaró el secretario general de la ONU, según los extractos de una entrevista que fue difundida este lunes.

“Tendríamos que haber impedido Srebrenica, tendríamos que haber impedido el genocidio de Ruanda. En Alepo estamos haciendo lo que podemos”, aseguró Ban Ki-moon en la entrevista, que será difundida en su totalidad el miércoles.

En la misma, Ban dijo que pidió al secretario de Estado estadounidense, John Kerry, y a Rusia que el cese el fuego sea restaurado para que el organismo pueda entregar ayuda humanitaria a casi cinco millones de personas que viven en territorios bajo asedio.

Cifras oficiales, indican que el conflicto en Siria ha dejado más de 300.000 muertos desde 2011 y ha provocado la peor tragedia humanitaria, con varios millones de desplazados, desde la Segunda Guerra Mundial.

jcrh