ROSARITO , BAJA CALIFORNIA.- Como resultado del desalojo del acceso a la Terminal de Almacenamiento de Pemex, en Rosarito, Baja California, 15 personas resultaron lesionadas y 33 fueron detenidas.

El evento tuvo lugar durante el quinto día de protestas por el aumento en el precio de la gasolina. Entre los lesionados están cuatro policías, quienes fueron atropellados.

Los gritos de los inconformes se escuchan a la distancia, observados por los elementos de las fuerzas policiales, quienes permanecen a la espera de recibir órdenes para escoltar la salida de las pipas cargadas de gasolina a los municipios de Tecate, Tijuana y Playas de Rosarito, donde el desabasto de combustible es generalizado.

Los policías llamaron a los manifestantes a retirarse del acceso a las instalaciones de la empresa estatal productora de petróleo, pero lejos de acceder, los inconformes apoyados por mujeres y niños, comenzaron a entonar el Himno Nacional, formaron una valla humana y conforme se acercaron los policías federales, se hincaron.

Una vez que los uniformados se acercaban, los manifestantes poco a poco se levantaron del piso y caminando hacia atrás.

Con sus escudos, el grupo antimotines de la Policía Federal poco a poco dispersaron al grupo y en cuestión de minutos limpiaron la vialidad.

Superados por la fuerza policial, a los manifestantes se les unieron un grupo de vándalos, que comenzó a lanzar piedras contra los federales, a quienes se les unió elementos de las policías Estatal Preventiva y Ministerial del Estado.

Cuando todo aparentemente estaba bajo control, un grupo de vándalos que se infiltraron entre los manifestantes comenzaron a lanzar gas lacrimógeno.

Como medida de precaución, los restaurantes, tiendas de autoservicio, tiendas de ropa y tiendas de conveniencia, ubicados en el Centro Comercial Pabellón, ubicado a un costado del bulevar Díaz Ordaz, cerraron y los clientes y empleados que aún estaban dentro de la plaza fueron desalojados.

La entrada y salida a Playas de Rosarito por la carretera libre fue bloqueada, los automovilistas que llegaban a dicha ciudad provenientes de Tijuana, tuvieron que esperar a recibir la autorización de las autoridades.

con información de agencias

jcrh