NUEVA YORK, ESTADOS UNIDOS.-  De acuerdo a una investigación llevada a cabo por el periódico The New York Times, Donald Trump, candidato republicano a la Casa Blanca, pudo haber evitado pagar impuestos -de manera legal- por espacio de 18 años, como consecuencia de haber declarado pérdidas en 1995 del orden de 916 millones de dólares.

Trump siempre se ha negado a hacer públicas sus declaraciones de ingresos, un gesto que tradicionalmente hacen los candidatos a la presidencia de Estados Unidos con el fin de mostrar transparencia.

El tema de los impuestos del magnate del sector inmobiliario es primordial y a la vez muy sensible. Su rival demócrata, Hillary Clinton, lo ha hecho.

Si bien se desconocen sus ingresos tributables de los años siguientes, esta suma podría haberle permitido reducir legalmente 50 millones de dólares de sus ingresos tributables por año “durante 18 años”, es decir, hasta 2013.

Las pérdidas abismales de Trump se podrían explicar, según The New York Times, por sus fracasos en el mundo de los casinos de Atlantic City, en la costa este de Estados Unidos, el sector hotelero y el transporte aéreo.

Su equipo de campaña publicó un comunicado que no hace mención a los 916 millones de dólares de pérdidas pero asegura que Trump es un “hombre de negocios talentoso” que “no paga más impuestos de lo que exige la ley”.

Por otro lado, acusó a The New York Times de ser “una extensión de la campaña de Clinton, del partido demócrata y de sus intereses específicos”.

jcrh