ESTADOS UNIDOS.- Este lunes, Donald Trump, aspirante republicano a la Casa Blanca, volvió a señalar que las elecciones presidenciales están “amañadas”, en una clara reacción a su baja en los sondeos de opinión frente a Hillary Clinton. De igual forma, ha negado tajantemente acusaciones de mujeres que dicen que las acosó sexualmente o fueron víctimas de comportamientos inapropiados.

De acuerdo con expertos, Trump está tratando de promover el miedo a una elección amañada, pese a que al momento no ha  mostrado evidencia que apoye sus acusaciones de fraude y varios republicanos lo han instado a presentar pruebas o retirarlas.

Es obvio que hay un fraude a gran escala en el sistema de votación y antes del día de la elección ¿Por qué los líderes republicanos niegan lo que está ocurriendo? ¡Demasiado ingenuos!”, escribió Trump en Twitter el lunes.

Por otro lado, Mike Pence su compañero de fórmula para la vicepresidencia, dijo el domingo que el partido aceptará el resultado del 6 de noviembre, lo que fue refutado por publicaciones de Trump ese mismo día en Twitter.

Varios estudios muestran que el fraude electoral en Estados Unidos es muy poco frecuente, según el Centro Brennan para la Justicia de la Escuela de Derecho de la Universidad de Nueva York. Un estudio del instituto calculó que la tasa de incidentes de fraude está entre el 0,00004 por ciento y el 0,0009 por ciento y otros estudios avalan esos porcentajes.

La campaña del republicano se ha visto perjudicada por las acusaciones de acoso sexual de varias mujeres desde que se conoció a comienzos de mes una grabación de 2005, en la que el empresario alardeaba sobre manosear a mujeres y de otros avances sexuales no consentidos.

¡No puedo creer que esas historias completamente falsas -100 por ciento inventadas por mujeres (muchas de las cuales resultan ser falsas) y promocionadas a gran escala por la prensa- tengan impacto!”, escribió Trump en otra publicación en Twitter el lunes.

Clinton supera a Trump en las encuestas de opinión en Estados Unidos y también mantiene una gran ventaja en la carrera para ganar en el Colegio Electoral, cuyos electores depositan los votos por el candidato que haya ganado en su estado, según un sondeo de Reuters/Ipsos publicado el sábado.

jcrh