ESTADOS UNIDOS.- Según un sondeo de Reuters/Ipsos, Hillary Clinton, candidata demócrata a la presidencia de Estados Unidos, consolida su ventaja sobre su rival, el republicano Donald Trump, quien vivió una atribulada semana.

Si la elección fuera esta semana, la proyección estima más de un 95 por ciento de posibilidades de que Clinton se aseguraría los 270 votos del Colegio Electoral necesarios para ganar la presidencia, con un margen de 118 votos del organismo.

Es la segunda semana consecutiva que estos datos arrojan probabilidades tan altas a un triunfo de la exsecretaria de Estado sobre el magnate inmobiliario en la elección presidencial del 8 de noviembre. Los resultados reflejan los de otras proyecciones del Colegio Electoral, algunas de las cuales ubican las posibilidades de una victoria de Clinton cerca del 90 por ciento.

La campaña de Trump considera que hay un puñado de estados que el candidato republicano debe ganar si quiere sumar la cantidad necesaria de votos para llegar a la Casa Blanca.

Entre ellos se destaca Florida, aunque numerosas visitas recientes allí por parte del magnate inmobiliario y su compañero de fórmula, Mike Pence, hicieron poco para modificar la abrumadora ventaja de Clinton entre los 29 votos de ese estado en el Colegio Electoral. La demócrata aventaja por 6 puntos porcentuales, casi el mismo liderazgo que la semana pasada.

Con todo, la carrera se ajustó en Ohio, otro estado importante para Trump. Tanto las proyecciones en Ohio como en Nevada daban a favor de Clinton la semana pasada, pero ahora las posibilidades de ambos candidatos están parejas.

El apoyo a Clinton creció en Carolina del Norte y en Colorado, que en ambos casos pasaron de una paridad a una ventaja a favor de los demócratas.

La semana que recién está terminando, estuvo plaga de una ola de escándalos y acusaciones en contra de Donald Trump, luego de que varias mujeres aseguraran que el magnate, las manoseó o tuvo conductas de tinte sexual indebidas. Por su parte el candidato republicano ha dicho que los reportes eran una mentira y parte de una conspiración mediática en su contra. Incluso, señaló al millonario mexicano Carlos Slim, accionista del The New York Times, de formar parte de este movimiento en su contra.

jcrh