MÈXICO.- Clementina Guerrero, secretaria de finanzas del gobierno de Veracruz, recibió de manos de Raúl Cervantes, titular de la Procuraduría General de la República (PGR) un cheque por 250 millones de pesos, que forman parte de los 421 millones que Javier Duarte –aún prófugo de la justicia– utilizó para adquirir el 50 por ciento de una empresa a través de una persona moral.

El subprocurador jurídico y de asuntos internacionales, Arturo Elías Beltrán, explicó en rueda de prensa que el gobierno de Javier Duarte le entregó 233 millones de pesos a un empresario para que él, a su vez, canalizara 165 millones a otra persona. Con esos recursos, se pensaba formar una persona moral para adquirir el 50 por ciento de las acciones de otra compañía no especificada.

Al notar que esos fondos tenían un origen posiblemente ilícito, explicó Elías, la persona que los recibió inicialmente lo denunció de forma voluntaria a la Secretaría de Hacienda. Este organismo “recuperó” el dinero y lo entregará, a través de la PGR, al gobierno de Veracruz.

Luego de la entrega de los primeros 250 millones al gobierno electo de Veracruz, la PGR regresará los fondos restantes –171 millones de pesos– en 12 mensualidades, a partir de enero de 2017.

jcrh