CIUDAD DE MÉXICO,-  Por la elevada concentración por partículas suspendidas (PM10), que ya superó los 150 puntos, la Comisión Ambiental de la Megalópolis (Came), activó esta mañana la Fase 1 de Contingencia Ambiental en la Región Noroeste del Valle de México.

Con esto, nada hay que envidiarle a China, España y resto de Europa en materia de polución. La alta contaminación se debió a la presencia de un sistema de alta presión que afecta al centro del país, lo que ocasiona estabilidad atmosférica, viento débil y escasa dispersión de los contaminantes en los niveles bajos de la atmósfera.

Además, una inversión térmica en superficie también provocó la concentración de contaminantes en la zona noreste del Valle de México, al registrar a las 9:00 horas un valor de 153 puntos en la escala del Índice Metropolitano de la Calidad del Aire (Imeca) en la estación Xalostoc, municipio de Ecatepec de Morelos.

Ante ello, se llevará a cabo en esa región, la detención de vehículos de transporte de materiales de construcción sin lona de cobertura y/o que derramen materiales, hasta en tanto la carga sea cubierta.

Se suspenderán las actividades de barrido y corte de pasto en áreas de camellones, jardines y campos deportivos; la explotación de bancos de materiales pétreos y la construcción, demolición y movimiento de tierras en obras mayores a cinco mil metros cuadrados de superficie.

Tampoco se podrá realizar movimiento de materiales generadores de partículas en comercios de materiales de construcción con capacidad de almacenamiento de más de 50 toneladas a cielo abierto.

Se detendrán las labores en concreteras fijas que no cuenten con equipo de control, plantas de asfalto fijas y móviles que no cuenten con equipo de control, establecimientos que utilicen como combustible leña o carbón y la combustión relacionada con la cocción de ladrillo, cerámica y fundición en hornos artesanales.

Las fuentes fijas de la industria de jurisdicción federal y local que tengan procesos de combustión o actividades generadoras de PM10 sin equipos de control de emisiones, quedan obligadas a reducir sus emisiones entre el 30 y 40 por ciento sobre su línea base de manera inmediata a la declaratoria de la Fase 1.

Asimismo, las autoridades de tránsito y vialidad deberán establecer operativos para agilizar la circulación vehicular, se reforzará la vigilancia para retirar de la circulación vehículos ostensiblemente contaminantes y se intensificará la vigilancia para evitar incendios en áreas boscosas, agrícolas y urbanas, así como para evitar la quema de cualquier tipo de material.

En las delegaciones y los municipios, deberaán controlar las emisiones fugitivas de polvo originadas en las vialidades mediante barrido húmedo o riego con agua tratada.

Ante estas condiciones ambientales, se recomienda que niños, mujeres embarazadas, adultos mayores y personas con problemas respiratorios y cardiovasculares permanezcan en interiores y la población en general debe evitar actividades cívicas, culturales, deportivas y de recreo al aire libre.
r3