ESTADOS UNIDOS.- Durante un mitin de apoyo a Hillary Clinton, la primera dama de Estados Unidos, Michelle Obama se salió del protocolo del evento, para dar sus puntos de vista con relación a Donald Trump y su trato contra las mujeres.

“Esto no es normal. Es vergonzoso. Es intolerable. No importa a qué partido pertenezcas -Demócrata, Republicano, independiente-, ninguna mujer merece ser tratada de esa forma. Nadie merece este tipo de abuso”, dijo.

“Ni siquiera me puedo creer que estoy diciendo que un candidato a presidente de Estados Unidos se ha jactado de atacar sexualmente a mujeres”, dijo la Primera Dama. “Esto no fue una conversación de vestuario. Esto fue un poderoso individuo hablando libre y abiertamente sobre una conducta de predador sexual”, añadió.

De acuerdo con la Primera Dama, existe un contexto de lo que se trata una campaña electoral, sin embargo, “esto no tiene que ver con política. Se trata de decencia. Se trata de distinguir lo correcto y lo incorrecto”.

De esta forma y en términos generales, Obama acusó a Trump de tener una conducta de “predador sexual” por sus comentarios sobre mujeres.

 

jcrh