ESTOCOLMO, SUECIA.- Humanium es el nombre de una iniciativa que busca que todas las armas decomisadas por las fuerzas de seguridad terminen convertidas en llaves, hebillas, relojes, mesas, estuches, botones o juguetes.

De esta forma, el metal fundido tiene una utilidad práctica y cotidiana, y el dinero recaudado regresa a las víctimas como ayuda a programas de prevención de la violencia. Esta iniciativa, fue creada por el español Miguel Alexandre Barreiro junto a los suecos Peter Brune y Johan Pihl.

La ONG IM Swedish Development Partner, que patrocina Humanium junto al Gobierno sueco, tiene ya varias toneladas de metal procedentes de los dos primeros países implicados en esta inicitiva: El Salvador y Guatemala. No es de sorprender que en El Salvador, se llevó a cabo hace un mes una fundición de mil 825 armas.

Según un informe de 2012 difundido por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), el 77% de los asesinatos ocurridos en América Central fueron con armas de fuego. Y en El Salvador, país involucrado con Humanium, en el 83% de los seis mil 071 asesinatos registrados en 2015 fueron con armas, de acuerdo con los datos facilitados por el Gobierno salvadoreño.

con información de agencias y Humanium

jcrh