BOGOTÁ, COLOMBIA.- Fuentes del gobierno de Colombia, indican que próximamente darán inicio las conversaciones de paz, con el Ejército de Liberación Nacional (ELN), la segunda fuerza guerrillera del país. Esto es considerado como un nuevo avance en los esfuerzos del presidente Juan Manuel Santos para acabar con una confrontación de más de medio siglo con la insurgencia.

El Gobierno de Santos y el ELN acordaron a finales de marzo iniciar una negociación formal en Ecuador después de más de dos años de contactos en los que concertaron los temas de la agenda de negociación y la logística.

Las conversaciones secretas entre las partes comenzaron en enero del 2014 y después transcendieron a la opinión pública. Sin embargo, el diálogo no comenzó ante la negativa del grupo guerrillero de suspender los secuestros y los ataques contra la infraestructura económica del país como lo exigía el Gobierno.

En las últimas semanas el ELN dejó en libertad a dos personas que mantenía secuestradas, un gesto que valoró el Gobierno de Colombia.

El anuncio se produce mientras aumenta la presión para que Santos rescate el acuerdo de paz que firmó con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), el grupo rebelde más grande del país, pero que fue rechazado por los electores en un plebiscito por un estrecho margen, lo que impide su implementación.

Santos, quien asumió la presidencia en el 2010, ha apostado todo su capital político a lograr la paz para acabar con un conflicto de 52 años que ha dejado 220.000 muertos y millones de desplazados. Los esfuerzos del mandatario, un economista de 65 años, fueron reconocidos con el Premio Nobel de la Paz.

El ELN, conformado por unos 2.000 combatientes y que surgió en 1964 inspirado en la revolución cubana con el apoyo de sacerdotes católicos radicales, mantuvo conversaciones con el gobierno colombiano entre el 2002 y el 2007, pero no prosperaron.

jcrh