MÉXICO.- Diversos expertos, han señalado que en 2017 la violencia aumentará a lo largo y ancho de México.  “Prepárense para un año que pinta de feo a espantoso”, advirtió el experto Alejandro Hope, al recordar que sólo en noviembre, según el Sistema Nacional de Seguridad Pública, la cifra de asesinatos intencionales aumentó un 25% respecto al mismo mes del año pasado.

Los últimos cinco meses del año han acumulado cada uno de ellos, más de 2 mil víctimas de homicidio, al grado de que el total anual ya llega a los 20.800 y según el propio Hope, 2016 puede cerrar con nada menos que 23.000 asesinatos.

Con este dato, se puede anticipar que la cifra de asesinatos en 2016 será 22% arriba de los registrados en 2015 y se convertirá en el año más violento desde que asumió su encargo el presidente Enrique Peña en diciembre de 2012.

Hope afirma que si sólo se mantuviera constante el número promedio de muertes de los últimos cinco meses, entonces el 2017 concluiría con más de 27.000.

Se trata de un número similar al de 2011, el más violento la gestión del anterior presidente, Felipe Calderón, que le declaró la guerra a las bandas criminales con apoyo del Ejército.

El especialista señala que el ascenso de la violencia homicida en México “no es un fenómeno aislado”, como asegura Peña, pues en 23 de 32 estados del país se acumularon más víctimas de homicidio en los primeros 11 meses del 2016 que en el mismo período de 2015.

Hay estados donde el salto ha sido enorme, como Colima, donde se triplicaron o Veracruz, donde aumentaron un 154%. En Zacatecas repuntaron 88% y en Michoacán, 60%.

Sorprendentemente, no fue sino hasta el pasado mes de agosto, que el presidente Enrique Peña Nieto, reconoció que “los homicidios iban en trayectoria ascendente”.

La aceptación sin embargo no estuvo acompañada de una estrategia poderosa para frenar la ola sangrienta, sino sólo con tímidas acciones “focalizadas” en 50 de los municipios con más asesinatos.

“En consecuencia, es probable que veamos en 2017 una repetición de 2016: un incremento sostenido de la violencia homicida en buena parte del país y nadie que se haga cargo del problema”, afirmó.

La firma estadounidense de análisis de inteligencia Stratfor atribuye la “creciente fragmentación de los grupos criminales en México” el “incremento temporal de la tasa de homicidios. El proceso de balcanización (subdivisión) de grupos criminales ha ocurrido en México desde la desaparición del cártel de Guadalajara, que en los 80 controlaba las rutas del narcotráfico y continúa ahora”, afirmó.

Los expertos advierten que la violencia aumentará también debido a que el gobierno federal decidió, en plena escalada de la violencia, recortar las partidas al Gabinete de Seguridad, por primera vez en una década. Ante este panorama, se estima que la cifra de asesinatos se aproxima a los 200.000 y la de desaparecidos a 28.000, mientras que se contabilizan unos 280.000 desplazados.

con información de Ansa Latina

jcrh