CIUDAD DE MÉXICO.- En vísperas del Día Internacional de la Niña, que se conmemora el 11 de octubre, la diputada perredista Elizabeth Mateos Hernández consideró que con educación sobre equidad de género en escuelas de nivel básico se avanzará en revertir problemas de discriminación que empiezan a temprana edad.

Desde su punto de vista, señaló que por lo menos una vez a la semana, se puede impartir esta material, para que las niñas, los niños, las y los adolescentes conozcan sus derechos y comprendan la igualdad de género.

Por otro lado, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Género 2014, realizada por el área de Investigación Aplicada y Opinión del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), aún persisten marcadas desventajas en términos económicos, políticos y sociales entre hombres y mujeres.

Es así que 32.8 por ciento de ellos y 18.7 por ciento de ellas justificó que un hombre le pegue a una mujer; y 25.7 por ciento de los hombres dijeron decidir sobre los gastos importantes, en contraste con 9.9 por ciento de las mujeres.

La perredista dijo que impulsará en la ALDF y con el titular de la Secretaría de Educación local, Mauricio Rodríguez Alonso, las acciones necesarias para que desde temprana edad se enseñe la importancia del respeto mutuo, la equidad y la igualdad.

La presidenta de la Comisión de Atención a Grupos Vulnerables enfatizó que la finalidad es erradicar estereotipos y roles asignados por motivos culturales que llevan a la discriminación y la violencia por razones de género. La mejor inversión que puede hacer un Estado es en educación, herramienta que permite conocer derechos y garantiza que las mujeres puedan decidir sobre su vida y su cuerpo.

“Ser protagonistas de su historia y empoderarse, pues su progreso no solo es bueno para ellas sino para sus familias y comunidades”, sostuvo la también vocera de la fracción perredista.

Finalmente señaló, que aunque el Artículo 4 de la Constitución establece que el hombre y la mujer son iguales ante la ley, es preciso establecer condiciones para que ellas, desde niñas, ejerzan plenamente sus derechos en igualdad de condiciones.

jcrh