MÉXICO.- El impacto de la violencia en México, afecta de diferentes modos al país. De acuerdo con cifras de las Encuestas Nacionales de Victimización de Hogares y de Empresas que elabora el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en 2015 esta condición le costó a la nación 375.685 millones de pesos. De esta cifra, los hogares erogaron 63% del total y las empresas el restante 37%.

Tomando en cuenta y de acuerdo con el INEGI, que en 2015 en el país había 119.530,753 mexicanos, y que el costo del crimen a los hogares fue de 244. 195 millones de pesos, esto equivale a que a cada individuo del país (inclusive niños) le costó 2.043 pesos la violencia el año mexicano.

Esta cifra, representa un 2.2% del Producto Interno Bruto del país, tasa equivalente al crecimiento de la economía en lo que va del sexenio, y ha implicado que el impacto económico de la violencia ha crecido 3.4% promedio anual desde 2011, año en que se pueden establecer los costos para hogares y empresas de manera conjunta.

A nivel estatal, la situación no es diferente ni mejor. Las localidades que asumen los mayores costos como proporción de su economía son: Estado de México y Puebla, con 4.3 y 4.1% de su PIB (cerca del doble del promedio nacional), seguidos por Oaxaca, Guerrero y Michoacán, con 3.8, 3.6 y 3.5% de su PIB, respectivamente.

En cambio, las de menores coeficientes son Campeche, Nuevo León, Nayarit, Coahuila y San Luis Potosí, con 0.6, 1.1, 1.3, 1.4 y 1.5%, respectivamente. En términos generales, la mayor preocupación es que los estados con bajos niveles de desarrollo se encuentren en los primeros lugares en impacto por la violencia.

jcrh