MÉXICO.- Mario Patrón, director del Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez (Centro Prodh), alertó que en México se vive una inédita crisis de violación de derechos humanos. Factores como violencia, corrupción, la connivencia entre fuerzas públicas y crimen organizado y la coacción a la libertad de expresión han contribuido a este escenario.

Y es que los datos, confirman dicha afirmación: la nación cerró 2015 con 27,887 desaparecidos registrados oficialmente y sumó más de 152,000 asesinatos entre diciembre de 2006 y 2015.

Otras cifras a tomar en consideración, indican que en 26 de los 32 estados del país se registran desapariciones forzadas -por parte de agentes del Estado- y que hay una tasa de impunidad del 98 % en la mayoría de delitos.

Ello, sumado a una corrupción política que representa alrededor del 9 % del Producto Interno Bruto (PIB) y a la existencia de amplias regiones controladas por el narco, a menudo coludido con el gobierno de turno, llevan a esta enorme crisis en derechos humanos.

Por lo que corresponde a periodistas y comunicadores, de acuerdo con la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), desde el 2000 hasta el 16 de septiembre ocurrieron 118 homicidios de comunicadores, 20 desaparecieron desde 2005 y se registraron 49 atentados contra medios desde 2006. En 7 de cada 10 agresiones está implicado algún miembro del Estado, de acuerdo con la organización Artículo 19.

jcrh