CIUDAD DE MÉXICO.-  Benjamín Romano y su creación la Torre Reforma, en la Ciudad de México, fueron distinguidos con la Medalla de Oro de la XIV Bienal de Arquitectura Mexicana. Esa es la máxima distinción que se otorga en México, en materia de arquitectura y es otorgado por la Federación de Colegios de Arquitectos de la República Mexicana (FCARM).

La Torre Reforma, que dicho sea de paso también es Obra del Año 2016, es uno de los primeros edificios corporativos mexicanos que ha obtenido la certificación LEED Platino, el máximo reconocimiento otorgado por el US Green Building Council.

Ésta es una medalla que nos llena de orgullo y gran satisfacción, pues fueron precisamente los arquitectos mexicanos quienes reconocieron a un edificio totalmente nacional, caracterizado por un estilo arquitectónico contemporáneo, responsable y con soluciones sustentables para la ciudad”, dijo Benjamín Romano durante la premiación.

De acuerdo a un comunicado del jurado calificador, se entregó esta presea a Romano y a la Torre Reforma,  por su diseño arquitectónico, su estructura metálica y de concreto, la conservación del patrimonio artístico de la ciudad y la modernidad de su concepto, de acuerdo con un comunicado oficial.

Debemos destacar que la Torre Reforma es el contraste entre lo antiguo y lo moderno, además es uno de los edificios más emblemáticos de la ciudad por su altura, diseño, tecnología de punta y sustentabilidad.

La Torre Reforma, con 246 metros de altura y 57 niveles, cuenta con aire limpio en su interior, iluminación y ventilación natural, así como magníficas vistas hacia el Bosque y al Castillo de Chapultepec el exterior en el 90% de sus espacios ocupados. Estas características promueven un aumento de hasta 18 por ciento en la productividad y contribuyen a reducir el estrés, de acuerdo al Consejo para Edificios Verdes de los Estados Unidos (United States Green Building Council).

jcrh