CIUDAD DE MÉXICO.- Alexander Schultz, equilibrista alemán, sorprendió a propios y extraños, en la Ciudad de México, al cruzar Paseo de la Reforma del edificio Torre Bancomer al edificio Torre Reforma a nada menos que 230 metros de altura.

Schultz, es uno de los grandes representantes de un deporte que se conoce como highline. Con 25 años de edad, este alemán tiene una gran pasión por el equilibrismo con grandes hazañas en el mundo de las actividades extremas.

También destaca porque no necesariamente solicita permisos de autoridades como Protección Civil y no le preocupa si lo obtiene o no.

Si bien Schultz sorprendió en la Ciudad de México, no es la primera vez que hace este tipo de cosas en nuestro país. La ocasión anterior, tuvo lugar cuando cruzó el emblemático cerro del Tetakawi en el puerto de San Carlos, Nuevo Guaymas en la costa central de Sonora.

En esa ocasión instaló su cuerda de risco a risco a 400 metros de altitud. También hizo algo parecido en la Presa, Plutarco Elías Calles “El Novillo” y en Punta Chueca, en territorio de la tribu Seri, que habita en la costa de Hermosillo.

jcrh