WASHINGTON, ESTADOS UNIDOS.- La admiración de Donald Trump hacia el mandatario ruso, Vladimir Putin, no tiene precedentes. Por tal motivo, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama mostró preocupación ya que las posturas del candidato republicano, pueden ser respaldadas por otros miembros de dicho instituto político.

La continua adulación del señor Trump hacia el señor Putin y la forma en que se presenta y el grado en que parece modelar muchas de sus políticas y enfoques de política en el señor Putin no tienen precedente en la política estadounidense”, comentó Obama en una conferencia de prensa en la Casa Blanca junto al primer ministro italiano, Matteo Renzi.

El mandatario estadounidense dijo que le preocupa mucho más ver el respaldo a la postura de Trump respecto Putin y Rusia entre funcionarios republicanos que históricamente han sido opositores a ese país.  Históricamente los políticos republicanos han adoptado, o han parecido adoptar, una línea más dura ante la Unión Soviética, el predecesor de Rusia y enemigo de Estados Unidos durante la Guerra Fría.

“Creemos que Rusia es un país grande e importante, con un Ejército superado sólo por el nuestro y debe ser parte de la solución en la escena mundial en vez de ser parte del problema”, declaró Obama.

“Pero su conducta ha minado las normas y reglamentos internacionales en formas en que hemos tenido que llamarles la atención”, añadió Obama, que citó la “agresión rusa en Ucrania” y otras acciones.

Desde 2014, Rusia ha sido blanco de numerosas críticas y sanciones internacionales, luego de su anexión de la península ucraniana de Crimea, así como su apoyo a los separatistas prorrusos en el este de Ucrania.

Rusia ha recibido críticas internacionales por su anexión de la península ucraniana de Crimea en 2014 y su respaldo a separatistas prorrusos en el este de Ucrania.

jcrh