TORREÓN, COAHUILA.- Tuvieron que pasar 18 meses, para que la Procuraduría de Justicia del Estado, determinara acordonar el área del ejido Patrocinio, para que esta sea resguardada como evidencia de que ahí se perpetró un acto criminal.

Recordemos que en dicha zona, se produjo la localización de más de 4 mil 600 fragmentos de cuerpos humanos. Por tal motivo, el 25 de abril de 2015, la dependencia inició sus primeras indagatorias, pero solo hasta ahora, tomó la determinación de aislar la zona.

Por su parte, el Grupo Vida acusó a la Procuraduría de Justicia de Coahuila de intentar minimizar el campo de exterminio del ejido Patrocinio, donde al menos fueron incineradas “decenas” de personas, ya que durante años, y a diario, camionetas de sicarios entraban al lugar.

En un comunicado enviado por el Movimiento por Nuestros Desaparecidos en México, los familiares insisten en que se trata de un campo de exterminio, donde han encontrado en tan sólo 5 hectáreas, cinco osamentas casi completas, además de 30 puntos con restos humanos, y el área de búsqueda apenas se va a extender otras cinco hectáreas.

Afirman que la Policía Federal Científica ha dejado restos en el lugar bajo el argumento de que no sirven para su análisis.

jcrh