MÉXICO.- Entre los años 2000 y 2015, se registraron 251 mil 35 homicidios, de los cuales 28 mil 175 (11.2 por ciento) fueron asesinatos de niñas y mujeres. Esto, de acuerdo a datos presentados por el INEGI. Por otro lado, esta cifra no hace sino señalar que en México el feminicidio sigue siendo una práctica que está lejos de ser arraigada.

De acuerdo con el informe “Asesinatos de Mujeres en México”, presentado en el Cuaderno de Investigación del Instituto Belisario Domínguez del Senado de la República, el asesinato de niñas y mujeres, no se han reconocido como un problema prioritario.

Y es que, según se afirma en el documento, en la cultura mexicana la violencia hacia la mujer ha sido justificada de diversas formas e incluso se autoriza al varón ejercer este tipo de acciones para “corregir” a las mujeres que se apartan, desafían o trasgreden las normas.

En este sentido, el documento señala que la tarea pendiente sigue siendo la falta de resultados ante las acciones emprendidas y la impunidad que caracteriza a los homicidios de niñas y mujeres.

Reiteramos, que de acuerdo a cifras oficiales, entre 2000 y 2015, se registraron 251 mil 35 homicidios, de los cuales 28 mil 175 (11.2 por ciento) fueron asesinatos de niñas y mujeres. De ese total, cerca del 56 por ciento (15 mil 790) eran mujeres jóvenes de entre 15 y 39 años, con bajos niveles educativos que se dedicaban en su mayoría a las labores domésticas y mantenían una relación de parentesco con su agresor.

Además, se resalta que el Estado de México representa la entidad con el mayor número de víctimas de homicidio femenino, pues se registraron cinco mil 163 asesinatos de niñas y mujeres en tierras mexiquenses.

jcrh