MÉXICO.- El comercio de armas ilegales en México, se incrementa diariamente. Cifras de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y del Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública de la Cámara de Diputados, unas 2 mil armas ilegales procedentes de Estados Unidos, ingresan a diario al país.

Debido a esto, pese a los esfuerzos se las autoridades, los operativos de decomisos, parecen no tener una verdadera efectividad. Por otro lado, hay que destacar que del primero de diciembre de 2012 al 31 de julio de 2016 se incautaron 40 mil armas, 23 mil de grueso calibre, 4 mil granadas y 5.6 millones de municiones.

Algunos tianguis como El Salado en la delegación Iztapalapa; San Felipe de Jesús en la Gustavo A. Madero o municipios conurbados como Ecatepec, Nezahualcóyotl, Valle de Chalco y Chimalhuacán, son los lugares idóneos para tener el contacto con un vendedor de armas ilegales, quien puede poner en el mercado una pistola, un rifle o una granada de fragmentación por apenas mil 500 pesos.

A este panorama de incremento de este tipo de artefactos en la población civil, hay que sumar la controvertida propuesta del senador panista Jorge Luis Preciado, de portar un arma de fuego para su seguridad.

Nosotros estamos proponiendo al Senado de la República que se modifique el artículo décimo que permita que una persona pueda tener arma, no solamente en su casa que pueda tener un arma también en su domicilio, donde tiene su negocio y que también pueda traer un arma en su auto como extensión de su domicilio para su auto protección y la protección de su familia”, ha señalado en más de una ocasión.

Sin embargo para los especialistas, la propuesta del senador Preciado no tiene sustento, debido al exceso de armas que entran ilegalmente en el país, las cuales pueden ser compradas con facilidad por cualquier ciudadano.

“Yo creo que lo que sobran en México son armas, hay cientos de miles de armas no registradas y lo vemos cotidianamente y no sólo con la delincuencia organizada, con la delincuencia común, personas que andan armadas o que tienen armas, me parece que es un tema gravísimo la facilidad con la que se puede conseguir un arma en México”, de acuerdo con Jorge Fernández Menéndez.

Causa Común, organización civil, también se ha sumado al rechazo de esta controvertida propuesta. De acuerdo María Elena Morena, presidenta de esta ONG, traer un arma de fuego es apostarle a la violencia.

“Recordemos que los mexicanos somos violentos, simplemente lo vemos en las calles de la Ciudad de México que por cualquier cosa se te cierra un coche, se bajan, te quieren golpear, bueno, si traen un arma en el coche seguramente la van a sacar y te van a querer matar”, sentencia.

jcrh