MÉXICO.- Durante los últimos cuatro años, en México un total de 114 militares han perdido la vida, como resultado de operativos contra el crimen organizado, o en campañas para atender situaciones de emergencia por desastres naturales.

El caso más reciente de muerte de militares ocurrió la semana pasada, cuando cinco soldados murieron en una emboscada tendida por miembros del Cártel de Sinaloa en Culiacán.

Los militares fueron incorporados a la lucha contra el crimen en diciembre de 2006 por el entonces presidente Felipe Calderón, aunque hasta ahora no está debidamente regulada legalmente su participación, a pesar de que el alto mando militar lo ha estado exigiendo.

jcrh