SUIZA.- Roger Federer, se dice listo para enfrentar el 2017 en mejores condiciones, gracias a su “descanso” de seis meses, motivado por una lesión de rodilla. De igual forma, espera que este receso, ayude a prolongar su carrera como tenista profesional.

El jugador de 35 años fue operado de la rodilla izquierda en febrero y, después de perderse el Abierto de Francia por una lesión en la espalda, anunció en julio que necesitaba una rehabilitación y que estaría fuera de acción durante el resto de la temporada.

El regreso del ganador de 17 títulos de Grand Slam, está programado para tener lugar este 1 de enero en el marco de la Copa Hopman, evento en el cual será compañero de su compatriota Belinda Bencic, de 19 años. Este es un torneo internacional por equipos que se disputa en la ciudad australiana Perth.

Federer dijo que fue una decisión difícil tomar un descanso de seis meses, pero que analizó ampliamente el panorama antes de tomarla.

Creo que podría ser muy beneficioso para el futuro de mi carrera en el tenis”, dijo a periodistas en una conferencia telefónica. “Tal vez mi cuerpo necesitaba el descanso más de lo que pensaba. Traté de mirar el panorama ampliamente, espero que tenga resultados. Al menos una cosa que ahora sé es que no tengo nada que lamentarme. Hice todo este año para recuperar mi cuerpo”, agregó.

Federer dijo también que esperaba que Andy Murray se convirtiera en el número uno del mundo en algún momento, aunque reveló que lo sorprendió que el británico terminara el año en la parte superior de la clasificación por delante del serbio Novak Djokovic.