ROMA, ITALIA.- En el marco de llamado “Partido por la Paz” de Roma, a beneficio de las víctimas del terremoto que devastó el centro de Italia en agosto pasado, Diego Armando Maradona y Juan Sebastián Verón fueron los grandes protagonistas, no por su desempeño en la cancha, sino por la acalorada discusión en pleno campo de juego al término del primer tiempo.

El altercado se inició luego de que Maradona llevaba el balón cerca de Verón en el centro del campo cuando el árbitro marca el final de la primera mitad del amistoso en que ambos exfutbolistas argentinos jugaron para equipos contrarios.

Maradona sonríe y levanta la palma de su brazo derecho para saludar a Verón, cuya respuesta provocó un evidente enojo en el excapitán de la selección argentina que ganó el Mundial de México 86. Ambos jugadores siguieron discutiendo mientras se dirigían hacia los vestuarios e incluso algunos responsables de la organización se llevaron a Maradona, mientras seguía gritándole desde lejos a Verón.

La prensa argentina, que dio amplio despliegue al insólito episodio, recordó que Maradona cuestionó recientemente a Verón -actualmente presidente del club Estudiantes de La Plata- por temas relacionados a la Asociación del Futbol Argentino (AFA), una institución que afronta una compleja situación.

Maradona y Verón fueron compañeros en Boca Juniors y, más tarde, el exastro del Napoli fue entrenador de quien hoy es actual presidente del club Estudiantes de La Plata, en la selección argentina durante el Mundial de Sudáfrica 2010.

El juego amistoso también buscaba recaudar fondos para los programas educativos y sociales de la Fundación Scholas Ocurrentes; de UNITALSI; del Centro Deportivo Italiano y de la Comunidad Amor y Libertad Onlus.

“El que no vino no sabe lo que se perdió”, declaró Maradona tras el amistoso sin referirse al episodio protagonizado con Verón ni al saludo que recibió por parte de un espectador que invadió el campo de juego antes de ser escoltado por policías.

Los participantes del partido habían sido saludados previamente por el papa Francisco en la Casina Pío IV, sede de la Pontificia Academia de Ciencia Sociales, en el Vaticano.

También formaron parte del evento Francesco Totti, Rui Costa, Antonio Di Natale, Ciro Immobile y los argentinos Hernán Crespo, Claudio López, Gonzalo Rodríguez, Nicolás Burdisso, Diego Perotti, Juan Iturbe, Leandro Paredes, Federico Fazio, Albano Bizzarri y Fernando Cavenaghi, entre otros.

La lista también incluyó a los brasileños Ronaldinho, Roberto Carlos, Aldair y Cafú, quienes también estuvieron distribuidos en los equipos que tuvieron como respectivos entrenadores al italiano Fabio Capello y al español Aitor Karanka.

El partido finalizó con el triunfo por 4-3 del equipo con camiseta blanca, dirigido por Karanka y que contó con Verón y Ronaldinho, sobre el de casaca azul alineado por Capello y que tuvo en su formación a Maradona y a Totti, entre otros.

El malí Frédéric Kanouté, el español Bojan Krki y los argentinos Hernán Crespo y Fernando Cavenaghi anotaron para el equipo blanco, mientras que Antonio Di Natale, Totti y el argentino Nicolás Burdisso marcaron para el azul.

jcrh