YOKOHAMA, JAPÓN.-Ricardo Lavolpe, entrenador de las Águilas del América, descarta que su equipo tenga miedo del Real Madrid, conjunto a quien se medirá este jueves en las semifinales del Mundial de Clubes que tiene lugar en Japón.

Vamos a demostrar que el futbol mexicano no está tan abajo con respecto a ellos”, señaló el estratega argentino

Este será el cuarto choque entra ambos clubes. El Real Madrid, tiene saldo positivo con tres victorias, sin embargo el conjunto de Coapa, campeón de la Concacaf, confía en poder dar la sorpresa y acabar al mismo tiempo con la racha de 35 juegos son conocer la derrota, que actualmente viven los merengues.

Si ocurre esto, hay que señalar que no sería la primera victoria de un equipo mexicano ante el Real Madrid en un Mundial de Clubes. Necaxa lo consiguió en la edición experimental del 2000, en el partido por el tercer puesto, en tanda de penales ante un equipo que ya estaba formado por estrellas como Raúl, Roberto Carlos, Fernando Hierro o el argentino Fernando Redondo.

Las Águilas se ejercitaron este martes por primera vez en el estadio Mitsuzawa de Yokohama, ciudad a la que llegaron el lunes por la noche procedentes de Osaka, donde debutaron en el torneo con un sufrido triunfo ante el Jeonbuk surcoreano.

Superada la presión de no caer en ese primer partido como el año pasado, el campeón de la Concacaf, ya piensa en el enfrentamiento ante el ganador de la última Champions Europea.

“Sabíamos que ésta era una nueva oportunidad. No diría revancha porque no era el mismo rival que el año pasado, pero era una oportunidad linda de empezar con el pie derecho. Los compañeros se portaron de 10 puntos y ahí estamos ya en el partido que todos queríamos jugar”, declaró el internacional paraguayo Miguel Samudio a la web de la FIFA.

“El próximo es el partido de los sueños. Es el partido que todos sueñan cuando son chicos. Enfrentarte a Cristiano Ronaldo y a los mejores del mundo”, añade el defensa, destacando a la estrella portuguesa pocas horas después de que haya ganado su cuarto Balón de Oro como mejor jugador del año.

Samudio admite que no podía haber mejor partido para celebrar el Centenario del club mexicano: “Vamos a pelear cada pelota dividida como si fuera la última. Vamos a correr hasta dejar la última gota de sudor”.

El plantel Azulcrema confía en dar la sorpresa: “Hay que soñar. Tenemos muchas ganas, mucha ilusión y buen futbol”, dice Samudio. Su compañero y capitán Oribe Peralta le secundó: “Vamos a tratar de ganar, tenemos calidad suficiente para hacerlo, siempre y cuando trabajemos de la mejor manera”.