NUEVA YORK.- Yazmín “Rusita” Rivas confía en dar la sorpresa cuando rete a la puertorriqueña Amanda Serrano, para ganar el cuarto título mundial en su historia, tercero en diferente división. La “Rusita”, de Torreón, Coahuila, retará a Serrano por el cetro supergallo de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), duelo a disputarse en el Barclays Center de Brooklyn y con el Cinturón Diamante del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) también en juego.

Luego de perder su cetro gallo del CMB con la africana Catherine Phiri en enero de 2016, por un cabezazo accidental que le impidió seguir en la batalla tras seis rounds, la mexicana quiere “sacarse la espina” y Serrano le dio la oportunidad. Además de dicho cetro, Rivas ya fue monarca de la misma división, pero de la FIB, y supermosca de la AMB, por lo que busca reinar en una tercera categoría diferente; Serrano ha ganado títulos en cuatro divisiones distintas. Rivas (35-9-1, 10 KOs) reconoció la calidad de su oponente, a la que consideró “bastante dura”, pero su experiencia será determinante en una nueva “guerra” entre México y Puerto Rico, confiada en la victoria.

Aunque la mexicana comentó que requiere una victoria contundente para no dejar ninguna duda, sobre todo porque los tres jueces son de Nueva York, donde reside la monarca, la puertorriqueña (30-1-1, 23 KOs) le pidió concentrarse en la pelea. “Rivas es fuerte, pero está un poco preocupada porque estaremos peleando en Brooklyn y los jueces son de Nueva York, pero si ella es leal a su raza mexicana y yo a mis boricuas no le dejaremos la pelea a los jueces”, dijo Serrano el jueves en rueda de prensa. Esta pelea marcará el regreso del boxeo femenil a la televisión estadunidense luego de más de 10 años, por lo que ambas tendrán la oportunidad de mostrarse y abrir las puertas al “boxeo rosa” en el mercado del país de las “barras y las estrellas”.

Notimex/JRGA