TEXAS, ESTADOS UNIDOS.- Los Texanos de Houston tuvieron que aplicarse a a fondo, para derrotar 27-20 a los Titanes de Tennessee, en juego de la semana 4 de la NFL.

Para lograr la victoria, fue necesario un regreso de patada de despeje de 67 yards, de parte de Will Fuller quien llevó el ovoide hasta las diagonales de los Titanes.

Este fue el primer juego de los Texanos, desde 2010, en que no cuentan con su estrella defensiva J.J. Watt, quien se perderá el resto del año por una cirugía en la espalda. Había iniciado 83 juegos de forma consecutiva desde que fue seleccionado en el 2011.

Los Texans dejaron escapar una ventaja de 14 puntos y estaban sufriendo para mover el balón hasta que Fuller consiguió su primer devolución hasta las diagonales para poner el marcador 27-20 cuando finalizaba el tercer cuarto.

El egresado de Notre Dame, quien corrió las 40 yardas en 4.32 en las pruebas para los expertos, tomo el ovoide y esquivó a tres defensivos para después llevarse a todos por velocidad e inclusive bajó la velocidad cerca de la yarda cinco y trotó al más puro estilo de Usain Bolt.

jcrh