ESTADOS UNIDOS.- Este fin de semana, arranca la lucha por el derecho a disputar el Super Bowl el próximo 5 de febrero. En Houston, sede de la gran final de la NFL, los Texanos abren la postemporada ante los Raiders de Oakland, quienes luego de una ausencia de casi una década, cifran sus esperanzas en un mariscal novato.

Ambos equipos chocaron el 21 de noviembre, en la Ciudad de México, y los Raiders se impusieron por 27-20.

Brock Osweiler, quien pasó penurias con Houston tras firmar un contrato por 72 millones de dólares, volverá a la titularidad, pues Tom Savage sufrió una conmoción cerebral. Houston no gana un encuentro de postemporada desde la campaña de 2012.

De otro lado, Por las lesiones, Connor Cook jugará de inicio por los Raiders. Será el único mariscal de campo en la historia de la NFL en disputar su primer encuentro de inicio nada menos que en los playoffs. Frente a sí tendrá a la mejor defensa de la liga.

Oakland se clasificó a los playoffs por primera vez desde la temporada de 2002, cuando llegó hasta el Super Bowl. Los Raiders no acumulaban 12 triunfos desde la campaña de 2000.

Por otro lado, los Leones de Detroit buscarán sorprender a los Halcones Marinos de Seattle, quienes están en postemporada por quinto año en fila. Los de la ciudad de los motores, no ganan en playoffs desde la campaña de 1992.

Detroit perdió sus últimos tres compromisos de la campaña regular, con lo que no consiguió el título en el Norte de la Conferencia Nacional ni pudo ser local. Detroit no gana un encuentro de postemporada como visitante desde 1957.

El domingo, se completa la acción de la ronda de comodines, con los Delfines de Miami visitando a los Acereros de Pittsburgh en la Conferencia Americana, mientras que en la Nacional, Green Bay se medirá a los Gigantes de Nueva York.

Pittsburgh, llega a esta instancia con una racha de siete victorias al hilo, se les considera favoritos porque los Delfines no podrán contar con su mariscal de campo Ryan Tannehill, quien se encuentra lesionado de una rodilla.  Del lado de los Acereros, hay que destacar que el quarterback Ben Roethlisberger, el corredor Le’Veon Bell y el receptor Antonio Brown, jugarán juntos por primera vez en un duelo de playoffs.

Miami se presenta en la postemporada por primera ocasión desde 2008 y busca su primera victoria en estas instancias desde 2000. El quarterback Matt Moore jugara de inicio por primera vez en los playoffs. En octubre, Miami derrotó 30-15 a los Acereros, y Jay Ajayi corrió para 204 yardas, con dos anotaciones.

En Lambeau Field, donde los Empacadores prácticamente son invencibles, los Gigantes de Nueva York, tendrán una dura prueba ante las habilidades de Aaron Rodgers.

Ambos equipos tienen una rica historia de duelos entre sí dentro de la postemporada. Los Empacadores llevan ventaja en la foja, con 4-3. Nueva York ganó el primer duelo, por el título de la NFL, en 1938. Green Bay se llevó los cuatro siguientes, para coronarse en 1939, 44, 61 y 62.

En la última década, se han medido dos veces en los playoffs. Ambos partidos fueron en el Lambeau Field, y los Giants se impusieron en las dos ocasiones, para coronarse en el Super Bowl tras las campañas de 2007 y 2011.

Los Gigantes no aparecían en los playoffs desde aquel título. Y esta vez, lo han logrado en el primer año del entrenador Ben McAdoo, quien reemplazó a Tom Coughlin.

McAdoo fue asistente en Green Bay de 2006 a 2013, bajo las órdenes del entrenador Mike McCarthy.

McCarthy es el cuarto entrenador en la historia que lleva a una sola franquicia ocho veces seguidas a los playoffs. De esta forma se ha unido al grupo selecto de Tom Landry, Chuck Noll y Bill Belichick.

jcrh