ZURICH, SUIZA.- Este martes, la Federación Internacional de Futbol Asociación (FIFA), aprobó que la Copa del Mundo 2026, se la primera en la historia en llevarse a cabo con 48 equipos. Todavía no se conoce la sede, pero existen varias interesantes opciones.

De acuerdo con Gianni Infantino, presidente de la FIFA, esta Copa del Mundo será revolucionaria… la fórmula contempla 16 grupos de 3 equipos antes de los dieciseisavos de final, pero no cambiará el número de días de la competición (32). Se jugará en 12 estadios, como el Mundial de Rusia 2018.

La elección del país anfitrión, prevista para mayo de 2020, tiene como primer condicionante el principio de rotación: la FIFA anunció el pasado mes de octubre que el organizador del Mundial 2026 no saldría de una de las confederaciones que hayan albergado las dos últimas ediciones, es decir, ni de la UEFA (Europa, Rusia en 2018), ni de Asia (Qatar en 2022).

Un país europeo podría sin embargo ser el elegido “en el caso de que ninguna de las candidaturas recibidas responda a las exigencias técnicas y financieras”, precisó el Consejo de la FIFA.

China, potencia emergente en el fútbol y cuyo presidente Xi Jinping tiene como reto que su país albergue y llegue a ganar algún día el torneo, tendrá que esperar a una fecha posterior. En mayo de 2015, altos responsables chinos habían hablado de una posible candidatura para albergar el Mundial de 2026 o 2030.

Con Europa y Asia descartadas, Sudamérica podría tener su opción, pero parece que los esfuerzos están más dirigidos al proyecto de que Argentina y Uruguay alberguen conjuntamente el Mundial de 2030. Será la Copa del Mundo del centenario, cien años después de la primera edición, que tuvo lugar en Uruguay en 1930.

Por ello parece que Norteamérica es el continente con más opciones. Y es tanto Canadá, Estados Unidos y México, poseen la infraestructura necesaria para llevar a cabo un evento de este tipo.

México había anunciado en marzo del pasado año su intención de ser sede del Mundial, a través del presidente de su Federación, Decio De María. En el recuerdo de todos están dos Copas del Mundo memorables que tuvieron lugar en el país azteca, la de 1970, considerada habitualmente como la más bonita con el mítico Brasil de Pelé, y la de 1986, la que ganó Diego Maradona con Argentina.

Estados Unidos, que fue candidato sin éxito para acoger el Mundial de 2022, atribuido a Qatar en circunstancias controvertidas, también estaría interesado en ser sede de 2026.

¿Y qué ocurre con Australia? El gran país de Oceanía pasó a disputar las competiciones de la zona asiática (AFC) en 2006, pero Oceanía es el único continente que nunca ha visto un Mundial absoluto de fútbol en su suelo.

Otra opción sería Marruecos, un eterno candidato cuando se mira hacia África. Aspiró sin éxito para ser sede de cuatro Mundiales (1994, 1998, 2006, 2010) y en África, una vez que Sudáfrica fue sede en 2010, parece la única opción creíble de su continente.

En septiembre y en noviembre de 2016, Infantino declaró que Marruecos tendría “todos los medios para organizar un Mundial”.

con información de agencias