NUEVA YORK, ESTADOS UNIDOS.- Nadie llega a octubre como Madison Bumgarner y los Gigantes de San Francisco.

Bumgarner lanzó anoche un partido de cuatro hits en su joya más reciente de postemporada, aguantando más que Noah Syndergaard en un duelo clásico entre ases, mientras que en la novena entrada el sustituto Conor Gillaspie conectó un jonrón de tres carreras que dio a San Francisco la victoria 3-0 sobre los Mets de Nueva York en el partido de comodines.

Gillaspie conectó el lanzamiento del cerrador All-Star Jeurys Familia, quien este año encabezó a las Ligas Mayores con 51 salvamentos, cifra récord en el equipo, permitiendo solamente un imparable.

Logrando su novena victoria consecutiva estando a punto de ser eliminados en la postemporada, el manager Bruce Bochy y los Gigantes avanzaron para enfrentar a los campeones de la LN Central, los Cachorros, en los cinco partidos de la serie por la división. Mañana es el Juego 4 en el venerable Wrigley Field de Chicago.

Ahora que intentan poner fin a un periodo sin campeonatos que data desde 1908, la buena noticia para los Cachorros es que probablemente Bumgarner empiece a ser inicialista hasta el Juego 3 y que sólo podrá jugar una vez totalmente descansado.

Lo anterior se debe a que el zurdo ha sido intocable bajo presión

“Resulta increíble lo que ha hecho”, dijo Gillaspie.

La última vez que Bumgarner estuvo en el montículo durante la postemporada, en Kansas City salvó el Juego 7 de la Serie Mundial 2014 con cinco innings en blanco y dos días de descanso para culminar una de las mejores actuaciones de playoffs en la historia del beisbol.

Incluyendo la blanqueada con cuatro hits que logró en el 2014 en Pittsburgh en el juego de comodín, ha lanzado 23 entradas sin anotaciones en partidos donde el ganador se lleva todo.

Ante la pregunta de cómo quiere ser recordado, Bumgarner dijo: “soy un triunfador. Eso es lo que todos quieren ser”.

Ahora, los Gigantes tienen la oportunidad de ampliar su patrón de campeonatos en año par después de haber ganado la Serie Mundial en el 2010, 2012 y 2014.

En un encuentro entre los últimos dos campeones de la LN, Syndergaard ponchó 10 en siete innings sin carreras con dos hits. Brandon Crawford inició la novena pegando un doble a un lanzamiento de Familia. Angel Pagan fue ponchado al no poder hacer una rola, mientras que Joe Panik recibió pase por bolas.

Gillaspie, titular en tercera base en vez del lesionado All-Star Eduardo Núñez, impulsó por el jardín derecho por encima del muro un lanzamiento con cuenta de 1-1 y levantó el brazo al ser el primero en dar la vuelta.

“No sé lo que estaba pensando. Por lo regular no soy alguien que se apasione. Con ese swing saqué algo de la frustración de los primeros seis innings”, dijo Gillaspie.

Bumgarner cerró con una novena 1-2-3 contra los bateadores 3-4-5 y golpeó su guante celebrando el triunfo cuando el juego terminó con el globito del novato T.J. Rivera.

Con su bola rápida registrando 99 millas por hora, Syndergaard mantuvo a San Francisco en cerro hasta que Denard Span conectó un sencillo en la sexta.