NASHVILLE, EUA.- El director técnico de la selección mexicana de fútbol, el colombiano Juan Carlos Osorio, está curado del 7-0 que recibió el equipo ante Chile en la pasada Copa América Centenario 2016. Osorio fue blanco de quejas y críticas ante el pobre desempeño del Tricolor durante el compromiso de cuartos de final, por lo que tuvo que estar unos días en solitario, en los que analizó el duro golpe y arropado de amigos.

Reconoció que pasó unos días en Brasil, donde tuvo conversaciones con el técnico argentino Marcelo Bielsa, quien lo ayudó a asimilar la dolorosa derrota. “Tuve conversaciones largas y largas discusiones acerca de (futbol), que me hizo muy fuerte. Creo que he entendido las razones de esta derrota, y cuando la persona entiende las razones, se entera de lo que hay que hacer cuando eso viene de nuevo. Esperemos que no suceda, pero si ocurre, estamos preparados para evitar ese tipo de derrota”, mencionó el colombiano. En entrevista con el diario “The Tennessean”, Osorio dijo que continuó con su trabajo personal para dejar atrás ese descalabro, incluso habló con amigos e hizo comparaciones sobre alguna pérdida familiar o tragedia, algo que duele mucho más que un 7-0.

“Con un amigo mío, visité diferentes personas que habían sufrido grandes derrotas en juegos o en la vida misma, como perder a un amigo o miembro de la familia querida o la pérdida de un familiar o alguna otra cosa. Ese tipo de actos me puso en perspectiva de que solo se trataba de un partido de fútbol y lo que es una derrota”. Tras el descalabro, el timonel del Tricolor admitió que el plantel regresó con mayor fortaleza mental para encarar los duelos pasados de eliminatoria mundialista contra El Salvador y Honduras. “Creo que después de esos 50 días, volvieron fuertes y mejor preparados. Creo que entonces fui capaz de transmitir esa esperanza y esa información a mis jugadores, pensé que era una parte muy importante del por qué el equipo en los últimos dos juegos reaccionó muy bien”.

Notimex/JRGA