MONTECARLO.- El mítico etíope Haile Gebrselassie, quien de niño corría descalzo diez kilómetros de su casa a la escuela y viceversa, y después ganó tantos maratones para ser actualmente un empresario exitoso, será premiado. La Asociación Internacional de Maratones y Carreras a Distancia (AIMS, por su sigla en inglés) anunció que ha distinguido ganador a Haile del “Premio mejor corredor de maratón” por su trayectoria, mismo que le entregarán el 11 de noviembre durante una cena de gala en Atenas, Grecia.

El llamado “Indomable” será reconocido por los miembros de la AIMS, organismo que amalgama más de 410 de las principales razas del mundo de 110 países y territorios, y también al Maratón de Berlín, que ganó en cuatro ocasiones consecutivas -2006 a 2009- y donde mejoró el récord mundial en 2007 (2:04:26 horas) y en 2008 (con 2:03:59). “Estoy muy feliz de que AIMS y sus miembros y patrocinadores han optado por honrarme de esta manera”, dijo Gebrselassie, quien en 2011 recibió el Premio Príncipe de Asturias en lo deportivo. Añadió que está con ganas de asistir a la cena donde se premiará a los mejores corredores de maratón del año, con la finalidad de pasar una noche maravillosa con sus amigos, que son la comunidad en esta prueba, y en Atenas, la cuna del olimpismo. A su vez, Paco Barao, presidente de AIMS, expresó que “nos sentimos honrados de ser capaces de reconocer los logros de Haile Gebrselassie y su incomparable contribución al movimiento del maratón y al mundo del deporte”. Señaló que “el éxito de Haile ha sido una inspiración para tantos aficionados en África y en todo el mundo y su dedicación es un ejemplo que todos podemos seguir”.

Haile nació el 18 de abril de 1973 en Asella, Etiopía, y en su largo historial victorioso destacan las dos medallas olímpicas de oro en diez mil metros, nueve títulos mundiales, cuatro en diez mil metros, uno de medio maratón y cuatro en campeonato bajo techo. Llegó triunfante a la meta de los maratones de Berlín, Dubai, Amsterdam y Fukuoka, y logró imponer récords mundiales desde las distancias de 2000 metros bajo techo hasta el maratón. El 11 de mayo de 2015, a los 43 años de edad y tras participar en una carrera de 10 kilómetros en Manchester, Gran Bretaña, decidió el retiro definitivo. “Estoy feliz de parar aquí. Me retiro del atletismo competitivo, no de correr, porque no puedo parar de correr, es mi vida”. Actualmente es un exitoso empresario de una cadena hotelera que crece, invierte en minería y agricultura, está en la venta de automotores y tiene sus oficinas centrales en un edificio de diez pisos en la principal avenida de Adis Abeba y, lo mejor, da empleo a mil 500 de sus compatriotas.

NOTIMEX/JRGA