COPENHAGUE,-  Montenegro en base a su defensa y la máxima eficacia en el ataque le bastaron para sorprender a Dinamarca por 1-0, un premio excesivo que además le vale para mantenerse como sorprendente líder de grupo, empatado a puntos con Polonia.

Los daneses, que encajan su segunda derrota en tres partidos, pagaron un mal primer tiempo, y aunque no jugaron bien, tuvieron ocasiones suficientes para remontar el resultado.

Entró mejor al partido el equipo local, espoleado por dos buenas acciones del lateral Ankersen y un cabezazo de Poulsen. Pero se fue desinflando contra un bien posicionado Montenegro y quedaron al descubierto las carencias en la construcción del equipo de Hareide.

Eriksen, que venía de un partido gris en Polonia, no acaba de rendir en la selección como en el Tottenham, aunque tampoco encuentra demasiados socios que le acompañen. Montenegro empezó con la defensa adelantada, pero pronto pasó a meterse en su campo con dos líneas bien juntas, sin pasar agobios, con Savic dirigiendo la zaga.

Y en una jugada aislada, Jovetic se deshizo de Delaney con un giro y sacó un elegante pase picado para Beciraj, que le ganó muy fácil la espalda a los centrales y elevó el balón frente a Schmeichel. Un tiro a puerta, un gol.

Los defectos de Dinamarca se agigantaron. De ahí al descanso solo hubo nervios, impotencia, un tiro alto de Eriksen y pitos de la grada al irse a los vestuarios.

Mejoraron los daneses, beneficiados por el cambio a un 4-4-2 y un juego más dinámico y enérgico. Encerraron a un Montenegro sin resuello y pocas ideas para salir al contraataque.

Más por insistencia que por nada, y por su superioridad en el juego aéreo, Dinamarca fue acumulando ocasiones. Tuvieron el gol Fischer en un zurdazo, Delaney en un balón suelto y Cornelius en un cabezazo, pero se encontraron con Bozovic o la mandaron fuera.

Hareide metió a Sisto para abrir el campo y acabó jugando casi con cuatro delanteros, pero ni así. Aunque los daneses siguieron agobiando y tuvieron dos testarazos más francos, no pudieron romper el muro rival y se quedan descolgados de la lucha por ir al Mundial.
efe/r3