DALLAS, EUA. En su sexto partido como profesional en la Liga Nacional de Futbol Americano (NFL), el mariscal de campo Dak Prescott, novato sensación de Vaqueros de Dallas, batió la marca de pases sin intercepción en inicio de carrera (163) que ostentaba el quarterback de Patriotas de Nueva Inglaterra, Tom Brady.

Dicha marca, que se mantenía en pie desde la temporada de novato de Brady en el año 2001 con 162 envíos, fue borrada por el pasador de la escuadra de la “estrella solitaria” en el primer cuarto del partido ante Empacadores de Green Bay, en donde los suyos consiguieron la victoria por 30-16. Prescott lanzó el pase que le otorgó dicho reconocimiento en la tercera serie ofensiva del encuentro para conectarse con el receptor Terrance Williams, con el cual obtuvieron una ganancia de 15 yardas.

En el transcurso del partido, el novato de la Universidad de Mississippi extendió la marca a 176 pases sin intercepción, al ver frustrado su registro en el intento número 177, cuando el profundo de “The Pack”, Morgan Burnett, colaboró para interrumpir un envío en el tercer cuarto. Éste representa el segundo récord impuesto por el jugador seleccionado en la segunda ronda del Draft de 2016; el anterior lo obtuvo en la semana cinco contra Bengalíes de Cincinnati, al lanzar el mayor número de pases sin intercepción para un mariscal de campo novato.

Notimex/JRGA