Portugal, flamante campeón de la Eurocopa, hizo buenos los pronósticos y goleó a Andorra (6-0). Un triunfo que, tras empezar perdiendo en Suiza por 2-0, suponen sus tres primeros puntos en la fase de clasificación para el Mundial-2018. El gran protagonista del ‘set’ en blanco, cómo no, fue Cristiano Ronaldo, que logró por primera vez cuatro tantos con la camiseta de su país ante un flojo rival que acabó con nueve al sufrir dos expulsiones.

CR7 no jugaba con Portugal desde que se lesionó una rodilla en la final de la Eurocopa ante Francia. Y en su regreso no decepcionó a su afición ya que en 90 minutos marcó más goles (3) que en los seis partidos que lleva disputados esta temporada con el Real Madrid. El Pichichi histórico de la selección lusa ya totaliza 65 tantos en 134 entorchados internacionales.

El primero, al mihuto y diez segundos

Cristiano apenas necesitó un minuto y diez segundos para abrir el marcado en el Municipal de Aveiro al aprovechar un rechace del meta Josep Gomes, que evitó una goleada de escándalo, con un remate con la zurda ajustada al poste. Tres minutos después, CR7 reincidió al cabecear solo en el área un centro de Ricardo Quaresma, otro de los destacados.

El partido no tuvo historia. Con el 2-0 en el marcador en un abrir y cerrar de ojos, Portugal siguió dominando a su antojo. André Silva cabeceó al larguero en el 36’ y antes del descanso Joao Cancelo puso el 3-0 con fortuna ya que, tras llegar hasta la línea de fondo y con un ángulo imposible, el balón le botó antes de golpearlo con el tobillo y despistó a Josep Gomes.

Conexión André Gomes-CR7 en el 4-0

En la reanudación Cristiano volvió a la carga. Apenas pasó un minuto cuando el madridista colocó el 4-0 al conectar de primeras un balón que le puso el barcelonista André Gomes. Andorra se quedó con diez al ver Jordi Rubio dos amarillas seguidas, la segunda por una falta a destiempo sobre CR7 en el centro del campo (62’).

Cristiano, insaciable, anotó el 5-0 al rematar también tal como le venía un balón que José Fonte le bajó de cabeza (68’). El capitán portugués forzó otra expulsión cuando Marc Rebés, impotente ante la superioridad portuguesa, le propinó una patada por detrás (71’).

André Silva, el joven delantero del Porto que actuó en punta junto a CR7 en ausencia de Nani, rubricó el 6-0 al aprovechar el rechace de Josep Gomes en una falta por Quaresma y desviar un defensa su remate. A sus 20 años, es su primer gol en el tercer partido con la absoluta de Portugal.

El único lunar en la goleada de Portugal es la lesión muscular que obligó al lateral Guerreiro a retirarse al inicio de la segunda mitad.

r3