BERLÍN, ALEMANIA.- Javier Hernández sigue con la “pólvora mojada”. El artillero del Bayer Leverkusen suma un total de mil 254 minutos sin anotar gol. En la derrota por 2-1 ante el  Ingolstadt, antepenúltimo de la Bundesliga alemana, “Chicharito” jugó los 90 minutos, pero no tuvo una sola clara para terminar su sequía frente a la portería rival.

Su último gol, tuvo lugar el pasado 1 de octubre ante Borussia Dortmund, desde entonces, han pasado 16 encuentros sin inflar las redes del rival, en la que es su peor racha de sequía de gol desde que llegó al futbol europeo.

Junto al mal momento que pasa el mexicano, hay que destacar que el Leverkusen tampoco está brindando su mejor futbol. Ante el Ingolstadt, al conjunto rojinegro le faltó profundidad al tiempo que mostró una desconexión total entre medio campo y los delanteros.

Javier buscó y buscó pero nunca tuvo un balón certero para poder mojar y así se diluyó en todo el encuentro. Precisamente fue el modesto Ingolstadt el que tuvo la bola y la iniciativa, tanto que al 26′, un cabezazo fulminante de Alfredo Morales dentro del área, puso el primero para la visita.

Para la segunda parte, el Leverkusen todavía se complicó más por la expulsión del chileno Charles Aranguiz por doble amarilla al 48′, aunque al 62′, Mehmedi puso el empate para los locales, luego de un pase de Julian Brandt dentro del área.

Parecía que el Leverkusen se iba encima, pero al 73′, apareció el israelí Almog Cohen justo en el manchón penal tras un centro desde la derecha, para sacar un disparo abajo y pegado al poste, imposible para el portero Leno y así consumar el 1-2 para el Ingolstadt.

jcrh