NÁPOLES,- Besiktas en calidad de visitante llegó para sorprender al actual líder del Grupo B: Nápoles al imponerse con marcador de 3-2, con un tanto del brasileño Adriano Correia y un doblete del senegalés Vincent Aboubakar que pone las cosas al rojo vivo.

El conjunto turco salió ganador de un intenso duelo donde el Nápoles falló un penalti, con el resultado de 1-2 y en el que el exdelantero del Porto Aboubakar decidió el choque con un cabeazo en el munto 86. El Nápoles, que no podrá contar con el polaco Arkadiusz Milik tras su lesión en el ligamento cruzado de una rodilla, saltó al campo con el belga Dries Mertens como falso nueve, acompañado en las bandas por Lorenzo Insigne y el español José Callejón.

Por su parte, el conjunto turco apostó por un 4-2-3-1 con el exjugador del Barcelona Adriano titular en la banda izquierda y el portugués Ricardo Quaresma en el carril derecho, con Aboubakar como único delantero.

Los napolitanos, que lideraban el grupo B con dos victorias en dos partidos, empezaron el duelo con agresividad y rozaron el tanto de la ventaja en el 3, cuando Dries Mertens remató alto tras un buen centro raso al suelo del argelino Faozi Ghoulam.

A pesar del peligro inicial, el Besiktas logró adelantarse en su primera ocasión merced a Adriano, que remató un gran centro desde la banda derecha de Quaresma (m. 13). El exlateral del Barcelona firmó su segundo tanto con el club turco, tras el que marcó contra el Rizespor al principio de octubre.

Sin embargo, el Nápoles no perdió lucidez y logró igualar el duelo en el 30 gracias a Mertens. El extremo belga, que había fallado una gran ocasión un minuto antes, aprovechó una asistencia de Callejón para sellar el empate “azul”.

Cuando los italianos parecían haber tomado el mando del duelo, el medio napolitano Jorginho falló un pase en su mitad de campo y Aboubakar lo aprovechó para firmar su primer tanto con el conjunto turco y volver a adelantar a su equipo.

El cuadro que entrena Maurizio Sarri tuvo una gran oportunidad para el 2-2 nada más empezar la reanudación, pero el arquero español Fabricio consiguió parar el derechazo de Lorenzo Insigne, desatando la locura de los más de 2.500 aficionados turcos llegados hasta Nápoles.

Pese al error desde los once metros, el Nápoles siguió apretando con insistencia y sus esfuerzos tuvieron premio en el 69, cuando el árbitro pitó otra pena máxima. Manolo Gabbiadini, que había entrado hace cinco minutos, transformó con seguridad y firmó la igualada.

Con el 2-2 en el marcador, los azules bajaron el ritmo de juego mientras que el Besiktas, que necesitaba puntos para seguir luchando por el pase a la siguiente ronda, siguió apretando.

A falta de cinco minutos para el final, los turcos lograron aprovechar una falta desde los 40 metros para adelantarse por tercera vez. Quaresma lanzó el centro y Aboubakar cabeceó con precisión. Sin embargo, los napolitanos protestaron por una evidente posición de fuera de juego del delantero senegalés.

El resultado de hoy hace muy igualado el grupo B, con el Nápoles que sigue líder con 6 puntos y el Besiktas que se confirma segundo, con 5. El tercer clasificado es actualmente el Benfica, que triunfó por 2-0 en el campo de la Dinamo Kiev.
r3