CIUDAD DE MÉXICO.- Así como el América ha tenido “ojo” para contratar a grandes jugadores a lo largo de sus 100 años, también han cometido graves errores hasta con gente ya probada que se esperaba mucho de ellos.

Sebastián Saja (ARG)

Llegó al equipo para el Torneo Apertura 2004 de la mano del técnico argentino Oscar Ruggeri, quien no confiaba en la inexperiencia de Guillermo Ochoa y trajo a Saja, quien solo jugó cuatro partidos con pobres actuaciones.

Jean-Claude Pagal (CAM)

Tras el impacto que significaron Kalusha Bwalya y Francois Omam Biyik, la directiva americanista apostó por darle la oportunidad a otro jugador de África y el elegido fue Jean-Claude Pagal, mundialista con Camerún en Italia 90, pero que en México nunca pudo consolidarse y pasó el mayor del tiempo en la banca durante la temporada 1994-95.

Sebastián Domínguez (ARG)

Tras la salida del chileno Ricardo Rojas, América buscó a un central referente y pensaron que Sebastián Domínguez era el ideal para ocupar ese puesto, pero el nacido en Buenos Aires, nunca ofreció seguridad y se fue para ser solo recordado como una de las mayores decepciones.

Enrique Vera (PAR)

El éxito de contar con gente como Salvador Cabañas obligó a la directiva a voltear al mercado paraguayo y hacerse de los servicios de Enrique Vera, un mediocampista que había brillado con la LDU de Quito al ganar la Copa Libertadores de 2008, pero que en México fue un rotundo fracaso, al pasar más tiempo suspendido que en la cancha.

Márcio Delvi da Costa “Fantick” (BRA)

Recordado solo por su apodo, “Fantick” llegó al América para el Torneo Apertura 2002 cuando el equipo se ostentaba como el campeón vigente. Su nula colaboración y pocos minutos lo fueron relegando hasta que fue prácticamente borrado. Solo marcó un gol, frente a Pachuca.

Djalma Feitosa “Djalminha” (BRA)

Hijo del gran defensa Djlama Santos, “Djalminha” llegó al América para el Torneo Apertura 2004, lo que generó una gran expectativa luego de su paso con el Deportivo La Coruña de España, con el que brilló por su regate y golpeo de balón con la pierna zurda, sin embargo, su paso fue decepcionante y efímero al participar solo en cinco juegos e irse del equipo debido a las lesiones que lo aquejaban.

José Dirceu Guimaraes (BRA)

Un mediocampista de una zurda educada que lo llevó a jugar las Copa del Mundo Alemania 74, Argentina 78 y España 82, pero ni siquiera eso le permitió brillar con el América, al cual llegó en 1978. Solo será recordado por su frase: “Yo doy balones y me regresan sandías”.

Ramón Ramírez

Mediocampista zurdo, surgido de Santos Laguna y figura con el Guadalajara, llegó en un polémico traspaso al cuadro “azulcrema” para el Torneo Verano 99, y aunque se esperaba mucho de él, nunca alcanzó su mejor nivel.

Lucas Martín Castromán (ARG)

Con un paso por el futbol de Italia con la Lazio y Udinese, Castromán llegó a México para el Torneo Apertura 2007, en el que no marcó ningún gol y solo dio una asistencia.

Daniel Bilos (ARG)

El “Flaco” Bilos llegó al conjunto capitalino en el Torneo Clausura 2007 con grande cartas tras jugar con Banfield y Boca Juniors, así como un discreto paso con el Saint Etienne. Solo ofreció algunas buenas actuaciones, pero lejos de lo que se pensó sería para el equipo y se fue a finales de ese certamen.

Maurizio Gaudino (ALE)

Mediocampista alemán que llegó después de disputar la Copa del Mundo Estados Unidos 1994 con el cuadro teutón y aunque sus expectativas eran muchas, pobre fue el aporte que tuvo en 15 partidos, con solo un gol y sin hacerse de un sitio en el 11 titular.

con información de Notimex

jcrh