MÉXICO.- El equipo del América querrá seguir su camino al título en el fútbol mexicano en el año del Centenario, cuando este domingo le haga los honores a un aguerrido Necaxa, en la vuelta de las semifinales del Torneo Apertura 2016. A mediados de este certamen aterrizó al banquillo el argentino Ricardo La Volpe y el compromiso fue ganar uno de los tres títulos que las Águilas tendrían en disputa y esta Liga MX es su segunda bala de las tres que tiene para no irse en blanco en un año especial.

En Copa MX se despidió en semifinales frente al acérrimo rival Chivas de Guadalajara, de quien tomó revancha en los cuartos de final en liguilla, sin embargo la emoción azulcrema no debe estar ahí pues todavía no gana algo. Este domingo en el estadio Azteca recibirá al cuadro necaxista con la consigna de redondear su pasaje a la gran final, luego que en el duelo de ida empataron 1-1 en Aguascalientes. Por ello, el necesitado por hacer goles este domingo será Rayos, pues al conjunto de Coapa le basta el empate sin goles o 1-1 para seguir con vida. Necaxa necesita ganar o igualar con marcador de 2-2 o más. En caso de que América avance a la final, deberá hacer una pausa en Liga MX, cambiar el chip y enfocarse al Mundial de Clubes 2016 a desarrollarse en Japón, ya que el domingo 11 entrará en acción contra el Jeonbuk Motors.

De ganar, las Águilas enfrentarán en semifinales al Real Madrid o en caso de perder cumplirán con un compromiso de consolación para evitar ser el peor club del torneo. Por lo pronto, los azulcremas tendrán que ir paso a paso y cumplir contra Necaxa en un partido en el que espera que las distracciones en el mercado de transferencias no pese en el vestidor, ya que una vez más en plena liguilla la directiva anunció la llegada del portero argentino Agustín Marchesín (Santos Laguna) y las salidas de Osvaldo Martínez y Ventura Alvarado. El ahora portero titular Moisés Muñoz podría vivir sus últimos duelos como americanista, mientras que el estadounidense Alvarado venía siendo titular y “Osvaldito” hasta jugó de cambio en la ida contra los aguascalentenses.

Por su parte, Necaxa, ya sin la hermandad de por medio entre ambos clubes, quiere hacer la maldad y seguir con el sueño de alcanzar la final justo en el torneo que cumplió su retornó a la Primera División de fútbol mexicano. Con el lema de “nada que perder y todo que ganar”, Rayos se convierte en un cuadro peligroso, no en vano dejó en el camino al campeón Pachuca y ahora sin el tema del descenso en mente anhela continuar con esta narcosis. Eso sí, la escuadra de Alfonso Sosa deberá cambiar ciertas tácticas, pues recargar el juego en su figura Edson Puch le pasó factura, el chileno fue víctima de diversas faltas y al ataque poco aportó. El domingo 29 de agosto de 2010 fue la última ocasión que ambas escuadras midieron fuerzas en el Coloso de Santa Úrsula estando en la máxima categoría del fútbol mexicano, en duelo que terminó 1-1. Este domingo, volverán a chocar en un partido de semifinal, que arrancará a las 20:00 horas y donde Fernando Guerrero será el árbitro central.

Notimex/JRGA