LONDRES, INGLATERRA.- Victor Montagliani, presidente de la Confederación de Norteamérica, Centroamérica y el Caribe de Futbol (Concacaf), insinuó que este organismo podría cambiar de nombre y de imagen, en un intento por alejarse de su oscuro y “tóxico” pasado.

Vamos a pasar por un proceso exhaustivo en términos de marca, es decir habrá cambio de nombre y por supuesto de logotipo”, dijo. “Obviamente, hay ciertos residuos tóxicos en la actual denominación”, agregó el canadiense en una conferencia de líderes empresariales del deporte en el estadio londinense de Stamford Bridge.

Montagliani, elegido en mayo, dijo que el asunto estuvo en la agenda de la última reunión del consejo de la Concacaf. El organismo con sede en Miami estuvo en el centro del escándalo de corrupción que sacudió al mundo del futbol, durante el cual 42 personas y entidades fueron acusados en Estados Unidos por una variedad de delitos relacionados con sobornos.

Como resultado de esto y de las subsecuentes investigaciones, tres expresidentes del organismo -trinitario Jack Warner, el caimanés Jeffrey Webb y el hondureño Alfredo Hawit- han sido acusados en medio de las investigaciones.

Otra de las metas que se ha propuesto Montagliani, tiene que ver con traer de regreso a la Copa del Mundo de nuevo a la región en 2026. La última vez que la Concacaf acogió el torneo fue en 1994 en Estados Unidos.

El dirigente dijo que el organismo está abierto a que el campeonato sea organizado por cualquiera de las tres grandes potencias de Norteamérica -Estados Unidos, Canadá o México- o por una oferta regional.

jcrh