NÁPOLES, ITALIA.- Dos obras maestras de Van Gogh, por un valor de cien millones de euros, robadas hace 14 años en el Museo de Amsterdam, fueron recuperadas en la casa de un miembro de la Camorra, el crimen organizado napolitano.

Las pinturas están entre los bienes hallados en un operativo de la Guardia de Finanzas que se realizó en Castellammare di Stabia, cerca de Nápoles.

Se trata de un secuestro patrimonial de una asociación vinculada a la Camorra y dedicada al tráfico internacional de cocaína. Ambos cuadros, auténticos según certificaron los expertos, habían sido robados en Holanda en 2002.

Se llegó a las obras de Van Gogh gracias a la declaración de un sospechoso que describió los bienes en que habían sido invertidos los beneficios de las actividades ilícitas del clan Amato-Pagano. Los cuadros habían sido comprados por el clan tras su robo en 2003. Los ladrones ya habían sido detenidos en 2003.

Se trata de “La playa de Scheveningen durante un temporal”, de agosto de 1882 y “Una congregación deja la iglesia reformada de Nuenen”. La primera, pintada en óleo sobre tela, fue realizada por el pintor holandés tras ubicar su caballete al aire libre sobre el litoral de la localidad en las cercanías de La Haya.

Según se supo, era un día especialmente ventoso que dejó granos de arena de la playa sobre la pintura aplicada en la tela. El segundo cuadro, por su parte, es de 1884 y es también un óleo sobre tela.

con información de Ansa Latina

jcrh