LONDRES,-  La Galería Nacional de Londres se abre a una nueva exposición “Más allá de Caravaggio” que explora a través de 49 pinturas la influencia del maestro Michelangelo Merisi da Caravaggio (1571-1610) y su influencia en el arte de sus contemporáneos y admiradores.

“Caravaggio es una de las figuras más revolucionarias en la historia del arte a pesar de que murió a la joven edad de 39 años y de que no viajó extensamente por Europa como muchos de sus contemporáneos”, aseguró la curadora de la muestra Letizia Treves.

“Beyond Caravaggio”, que no se presenta en orden cronológico, revela los primeros años de Caravaggio en Roma donde produjo cuadros basados en la vida cotidiana como músicos y adivinos, que sirvieron de inspiración para un grupo de artistas europeos quienes siguieron reproduciendo estos temas 25 años después.

Las únicas veces que Caravaggio salió de Italia fue cuando huyó de Roma a Nápoles, entonces parte del imperio español, donde se refugió tras haber asesinado a un hombre en uno de sus arrebatos de violencia. Durante su estancia en Nápoles produce cuadros como su famoso Siete actos de misericordia y allí se encuentra con el español Jusepe de Ribera, uno de los seguidores del estilo caravaggista.

El legado del pintor prevaleció durante más de dos décadas después de su muerte a través de sus seguidores, imitadores y admiradores que intentaron replicar su asombrosa técnica de claroscuros combinado con un realismo desgarrador.

Con su naturalismo intenso y una poderosa reinterpretación de pasajes bíblicos como el cuadro de Juan Bautista (1603-04) que pertenece al Museo de Arte de Kansas, Caravaggio atrajo en su época a pintores europeos que llegaron a Roma para conocer su trabajo.

Algunos de ellos preservaron el intenso dramatismo de sus cuadros como fue el caso de talentosos artistas como el italiano Orazio Gentileschi, el francés Valentin de Boulogne, el español Jusepe de Ribera y el holandés Gerrit van Honthorst, cuyas obras están presentes en la nueva exposición.

Otros artistas, como Artemisia Gentileschi no lo conocieron personalmente o quizá brevemente de niña a través de su padre el pintor Orazio Gentileschi que perteneció al círculo íntimo de Caravaggio, explicó la curadora de la muestra.

Sin proponérselo, el artista creó un movimiento posterior a su muerte conocido como Caravaggismo de pintores que se inspiraron en obras como Chico mordido por una lagartija, San Francisco de Asís en éxtasis y El sacrificio de Isaac.

La exposición presenta solo seis lienzos de Caravaggio expuestos junto a los de artistas poco conocidos o cuyas obras no se pueden atribuir a nadie como “Cristo en la tienda de carpintería” posiblemente del francés Trophime Bigot y que pertenece a la colección de la reina Isabel II.

Entre las obras maestras del artista se encuentran algunas de gran valor como Chico pelando fruta -de la colección de la reina- y Chico mordido por una lagartija -que pertenece a la National Gallery. Los Caravaggistas, seducidos por el poder de las pinturas de Caravaggio trataron de emularlo después de su muerte, pero hacia mediados del siglo XVII los artistas se alejaron del naturalismo en favor de una tradición clasicista, explicó Treves.

La mayoría de las pinturas de la muestra -muchas de las cuales resultan desconocidas para el visitante- buscan demostrar cómo el arte de Caravaggio inspiró a toda una generación de pintores que continuaron con su legado ingenioso y moderno.

La exposición que abre sus puertas a partir de este miércoles concluye con el cuadro Juan Bautista cuya intensidad de la técnica del claroscuro y la expresividad de los ojos cierra con broche de oro la muestra que se presenta hasta el 15 de enero de 2017.

r3