PERÚ.- También conocida como Cuzco o Qosqo, capital arqueológica de América, fue la ciudad principal del Imperio Inca, considerada por los mismos como “Ombligo del mundo”. Era el centro vital del milenario Tahuantinsuyo (Imperio de los Incas) y en la actualidad es la ciudad más visitada del Perú por ofrecer gran riqueza arquitectónica y espiritual.

Cusco es fascinante por ser un destino en el que encontrará, historia, naturaleza, aventura, arte, gastronomía y costumbres que se mantienen vivas.

Entre sus principales atractivos, figura el tradicional y pintoresco barrio de San Blas, donde puede encontrar artesanía local de alta calidad. Además también hay bares y cafés tradicionales siempre rodeado de callecitas empedradas y balcones desde donde se puede contemplar este barrio y toda la ciudad del Cusco.

Desde 1911, año en que el arqueólogo norteamericano Hiram Bingham descubriera para el mundo la ciudadela de Machu Picchu, el Cusco ha provocado la imaginación de miles y miles de viajeros en el mundo quienes se aventuran, cada año, en el milenario Camino Inca buscando coronar la cima de este monumento arqueológico, uno de los más impresionantes de todo el mundo.

La ciudad del Cusco ofrece en su circuito arqueológico urbano, atractivos sorprendentes y de imperdible visita: La Plaza de Armas, llamada Huacaypata por los incas, el barrio de los artesanos de San Blas, el Convento de Santo Domingo, construido sobre el Templo del Sol o Koricancha, los palacios del inca y de su corte, y un larguísimo etcétera de maravillas arqueológicas e históricas. Cerca a la ciudad del Cusco se puede visitar las imponentes ruinas de Sacsayhuaman, Qenko, Puca Pucara y Tambomachay o baños del inca.

Cusco está rodeado de impresionantes restos arqueológicos, como La ciudadela de Machu Picchu, la fortaleza de Sacsayhuaman, el complejo de Ollantaytambo, Complejo de Pisac, las enigmaticos andenes de Moray y de pueblos con cultura viva ubicados en el Valle Sagrado: Pisac, Calca, Yucay, Ollantaytambo, Urubamba, Chinchero y Maras donde se mantiene viva sus tradiciones y costumbres ancestrales.

La ciudad del Cusco ofrece una cosmopolita y generosa vida nocturna, es también una ciudad mágica, vertiginosa y excitante. Esto, junto con la riqueza arqueológica, hace de la ciudad sagrada de los incas el más espectacular de los destinos del circuito turístico americano. Se recomienda una estadía de no menos de 4 ó 5 días para poder disfrutar de la ciudad y de sus alrededores.

con información de agencias y Origen Andino.com

jcrh