ALEMANIA.- Schiaparelli, la sonda espacial de la misión ExoMars, proyecto conjunto entre la Agencia Espacial Europea (ESA) y la rusa Roscosmos, alcanzó la órbita de Marte.

Está previsto que el módulo de descenso —un prototipo del rover marciano Pasteur— efectúe el “amartizaje” y empiece a estudiar los secretos del Planeta Rojo.

En la década de 1970 los ingenieros y científicos de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) intentaron lanzar ocho sondas hacia Marte, pero sus aparatos nunca lograron cumplir por completo las misiones planteadas.

Las primeras cinco fallaron ya durante el lanzamiento o en la órbita, y solo una, la misión Mars-1, fijó el rumbo hacia el destino final, pero, tras cuatro meses de vuelo, fracasó.

Una nueva esperanza se presento en febrero de 2012, cuando el presidente estadunidense, Barack Obama, redujo el presupuesto de la NASA, la agencia anunció su salida de ExoMars —el proyecto de la Agencia Espacial Europea para crear una sonda y un vehículo explorador en Marte—, lo que permitió a Moscú tratar de romper la maldición con el planeta rojo e intentar por fin alcanzarlo.

Ahora Rusia participa íntegramente en el proyecto: en la sonda TGO, que va a colocarse en la órbita del planeta el 19 de octubre, están instalados dos dispositivos rusos —un detector de neutrones FREND y un espectrómetro ACS—.

La siguiente parte de la misión será el envío de un rover Pasteur dotado con dispositivos científicos rusos. Paralelamente, su plataforma de aterrizaje es construida por la compañía aeroespacial Lavochkin.

La misión ExoMars fue lanzada con éxito en marzo de 2016 por el cohete portador ruso Protón y ahora empieza una etapa crucial de su vuelo. Tras la separación de los módulos, Schiaparelli va a posarse para ensayar en detalle la futura expedición del aparato Pasteur, mientras que la sonda TGO maniobrará hacia su órbita planeada. Los científicos esperan recibir los primeros datos desde TGO a finales de diciembre.

De realizarse todas las maniobras planeadas, quedará enviar con éxito al rover Pasteur para romper finalmente la historia de la exploración marciana por parte de la Federación de Rusia.

con información de Notimex y la Agencia Espacial Europea