México le dio la bienvenida a sus primeros “Juegos Olímpicos del espacio”, que en poco más de una semana, mostraron al mundo los planes por llegar a Marte, y en donde el presidente de SpaceX, Elon Musk, eligió para anunciar su plan para hacer a los seres humanos una espacie interplanetaria.

El 67 Congreso Internacional de Astronáutica (IAC, por sus siglas en inglés) 2016, permitió al país dar un gran paso en su programa espacial, además de ponerlo en la mira de las agencias espaciales internacionales y trabajar en conjunto para impulsar la industria en el corto plazo.

“Lo más importante de este congreso es que la sociedad mexicana conoce y percibe el gran interés de utilizar el espacio; segundo, que México se da cuenta de que tenemos las posibilidades de trabajar en temas espaciales a través de las capacidades de la aeronáutica y de las tecnologías de la información”, dijo el director de la Agencia Espacial Mexicana, Francisco Javier Mendieta Jiménez.

Tercero, abundó, el país puede participar en estas grandes misiones que hace algunos años parecían ciencia ficción.

Así, del 26 al 30 de septiembre y con eventos previos, el país cumplió con una de sus principales citas con el “universo” de especialistas, líderes de las principales agencias espaciales, astronautas, investigadores, empresarios, estudiantes y público en general.

En el foro, el titular de la NASA, Charles Bolden, se reunió con cientos de niños de Jalisco, no sólo para explicarles sobre los inicios de esta agencia espacial, sino también sus planes por pisar el suelo de Marte.

“Quiero que esa bota sea de uno de ustedes, o tal vez sus hijos van a estar haciendo esto, visitando otros planetas y tratando de encontrar la manera de poder vivir ahí”, añadió.

Mientras que Elon Musk, también conocido como “Tony Stark de la vida real”, eligió a México para impartir su conferencia “Convertir a los humanos en una especie multiplanetaria” (Making Humans a Multiplanetary Species) donde busca que en cada viaje que se realizaría cada 26 meses vayan de 100 a 200 personas.

“Claro que va a tardar tiempo en hacer esto, ¿cuándo llegaremos a ese umbral de 10 mil personas? Desde el momento en que salga la primera nave, quizá sea entre 40 y cien años que nos tarde en tener una civilización autosustentable en Marte”.

La colonización del planeta rojo comenzaría en 2022, y los primeros en viajar serán prácticamente voluntarios, ya que dijo, no se trata de quién es el primero en ir sino saber y hacer una civilización autosustentable.

En el último día se transmitió el final de la misión de la Sonda Rosetta, que se llevó a cabo a las 05:30 horas tiempo de México, con lo que terminan 12 años desde su despegue y más de 20 años de preparación.

Se contó con la participación de cinco mil 217 personas en dicho evento; la mayor presencia de participantes para dicha reunión, 800 estuvieron presentes en cada uno de los foros de las agencias espaciales, mientras que en los eventos previos, como el Segundo Congreso Mexicano de Medicina Espacial fue de 500 y 130 para el Taller de la Federación Internacional de Astronáutica.

En el piso de exhibición estuvieron presentes 60 entidades en 15 mil metros cuadrados, donde se realizaron juntas, exposiciones, encuentros, entre otros, por primera vez, el 67 IAC 2016, registró la mayor cobertura de medios de comunicación, 200 profesionales que presenciaron 150 reuniones simultáneas.

“Introducimos un programa cultural porque no es solo que se lleven la tecnología, sino también la cultura, la civilización y que se llevan una sensación del folclor y la música de un país. Y en el caso de México exponerlos a un lenguaje español”, dijo Mendieta.

De igual manera, se lograron concretar nuevos acuerdos, se realizaron encuentros de seguimiento con otras agencias, además se logró atraer la confianza de las empresas para invertir en el país para los sectores aeronáutico y espacial.

En este sentido, el director de la AEM, afirmó que “la industria mexicana tiene un desarrollo muy importante en el tema aeronáutico pero está ya lista para migrar de hacer aviones a satélites, de turbinas a cohetes para lanzar a órbita”.

aegm.

Notimex